Mexico

Amenazas y pocas propuestas se llevan el tercer debate

El candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, se defendió de las acusaciones de lavado de dinero y la denuncia que el panista Ernesto Cordero hizo ante la PGR. Asimismo, aprovechó al menos tres de sus intervenciones para cuestionar a Andrés Manuel López Obrador sobre su supuesta relación con el empresario José María Rioboó a quien, afirmó, se le asignaron contratos por más de 170 millones de pesos durante la gestión del morenista en el Gobierno de la Ciudad de México. Contesta sí o no, sin payasadas", afirmó el panista e incluso, cuando López Obrador respondió con una negativa, lo retó: "¿Si te presento los contratos renuncias a la candidatura?". El tres veces candidato a la Presidencia se defendió y aseguró que fue Anaya quien se separó del gobierno federal y por eso "lo quieren meter a la cárcel". "Ahora se peleó (Anaya), lo quiere meter (Peña Nieto) a la cárcel. Mientras que el candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, aprovechó una de sus primeras intervenciones para decir que la única persona investigada de la mesa de debate es el panista Ricardo Anaya, en referencia a la investigación por lavado de dinero. "En el tema de Odebrecht, la pregunta no debería ser para mí, Ricardo, debería ser para Andrés Manuel, porque el socio de Odebrecht en México es la familia Jiménez Espriú, a quien Andrés Manuel propuso como su secretario de Comunicaciones y Transportes", acusó. ", les dijo. Cuando el moderador Leonardo Curzio cuestionó a El Bronco si con su propuesta de mocharle la mano a quien robe hará un sistema nacional de verdugos, el candidato respondió que la realización de la misma dependerá de los legisladores. -¿Quién va a cortar la mano?

El candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, se defendió de las acusaciones de lavado de dinero y la denuncia que el panista Ernesto Cordero hizo ante la PGR.
Asimismo, aprovechó al menos tres de sus intervenciones para cuestionar a Andrés Manuel López Obrador sobre su supuesta relación con el empresario José María Rioboó a quien, afirmó, se le asignaron contratos por más de 170 millones de pesos durante la gestión del morenista en el Gobierno de la Ciudad de México.
Contesta sí o no, sin payasadas”, afirmó el panista e incluso, cuando López Obrador respondió con una negativa, lo retó: “¿Si te presento los contratos renuncias a la candidatura?”.
El tres veces candidato a la Presidencia se defendió y aseguró que fue Anaya quien se separó del gobierno federal y por eso “lo quieren meter a la cárcel”. “Ahora se peleó (Anaya), lo quiere meter (Peña Nieto) a la cárcel.
Mientras que el candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, aprovechó una de sus primeras intervenciones para decir que la única persona investigada de la mesa de debate es el panista Ricardo Anaya, en referencia a la investigación por lavado de dinero. “En el tema de Odebrecht, la pregunta no debería ser para mí, Ricardo, debería ser para Andrés Manuel, porque el socio de Odebrecht en México es la familia Jiménez Espriú, a quien Andrés Manuel propuso como su secretario de Comunicaciones y Transportes”, acusó. “, les dijo.
Cuando el moderador Leonardo Curzio cuestionó a El Bronco si con su propuesta de mocharle la mano a quien robe hará un sistema nacional de verdugos, el candidato respondió que la realización de la misma dependerá de los legisladores.
-¿Quién va a cortar la mano?