Noticas en Español

Aseguran que la chica que le cortó el pene a un hombre se defendió de un ataque sexual

Los medios de Córdoba llaman a Brenda Micaela Barattini "la Lorena Bobbit cordobesa". Es chubutense, tiene 26 años y, salvando las distancias que definirá la Justicia, hizo lo mismo que esa mujer en 1993 en Estados Unidos: le cortó el pene al hombre que tenía junto a ella mientras él dormía. Pero según su abogado, la víctima fue ella y se defendió de un ataque sexual. "Estamos frente a una causal de justificación. La noticia trascendió este domingo. El hombre, identificado como Sergio F. -aún no se conoce su estado civil ni su edad- sufrió una "hemorragia de consideración", fue atendido por una ambulancia que llegó luego de un llamado al 911 y quedó internado con pronóstico reservado en el Hospital de Urgencias. Al día de hoy, se encuentra estable. Está alojada en una celda del penal de mujeres del Complejo Penitenciario de Bower, acusada del delito de lesiones gravísimas. La Policía encontró la tijera de podar y el cubrecamas totalmente ensangrentado, pero resta saber qué fue exactamente lo que pasó el sábado a las 23. Ahora, la declaración del abogado pone el foco nuevamente en una hipótesis que se había descartado en las primeras horas, la del ataque sexual.

Los medios de Córdoba llaman a Brenda Micaela Barattini “la Lorena Bobbit cordobesa”.
Es chubutense, tiene 26 años y, salvando las distancias que definirá la Justicia, hizo lo mismo que esa mujer en 1993 en Estados Unidos: le cortó el pene al hombre que tenía junto a ella mientras él dormía.
Pero según su abogado, la víctima fue ella y se defendió de un ataque sexual. “Estamos frente a una causal de justificación.
La noticia trascendió este domingo.
El hombre, identificado como Sergio F. -aún no se conoce su estado civil ni su edad- sufrió una “hemorragia de consideración”, fue atendido por una ambulancia que llegó luego de un llamado al 911 y quedó internado con pronóstico reservado en el Hospital de Urgencias.
Al día de hoy, se encuentra estable.
Está alojada en una celda del penal de mujeres del Complejo Penitenciario de Bower, acusada del delito de lesiones gravísimas.
La Policía encontró la tijera de podar y el cubrecamas totalmente ensangrentado, pero resta saber qué fue exactamente lo que pasó el sábado a las 23.
Ahora, la declaración del abogado pone el foco nuevamente en una hipótesis que se había descartado en las primeras horas, la del ataque sexual.