Argentina

Asesinaron a un colectivero que se negó a llevarlos porque no tenían la SUBE

El ataque ocurrió el domingo, alrededor de las 18, a la altura de la localidad de Virrey del Pino, en el partido de La Matanza. La víctima, identificada por la Policía como Leandro Miguel Alcaraz, de 26 años, manejaba el interno 103 de la línea 620. Fuentes policiales informaron que todo comenzó cuando dos pasajeros subieron en una parada en San Justo, localidad vecina de Virrey del Pino, y discutieron con el chofer por negarse a pagar el viaje. Según testigos, bajaron del colectivo y sin mediar palabra le dispararon. Poco después, escaparon. Queremos, desesperadamente que se haga justicia, que se encuentre a esos malvivientes. Somos gente sana a la que hoy le arruinaron la vida. La línea 620, de la empresa Nueva Ideal S.A., une la localidad de Lomas del Mirador con el kilómetro 47.7 de la ruta 3. Tras el asesinato, los choferes de la línea iniciaron un paro y cortes de calle como forma de protesta y en reclamo de medidas de seguridad. La experiencia arrancó en 48 unidades de la línea 101 e incluye cuatro cámaras por colectivo.

El ataque ocurrió el domingo, alrededor de las 18, a la altura de la localidad de Virrey del Pino, en el partido de La Matanza.
La víctima, identificada por la Policía como Leandro Miguel Alcaraz, de 26 años, manejaba el interno 103 de la línea 620.
Fuentes policiales informaron que todo comenzó cuando dos pasajeros subieron en una parada en San Justo, localidad vecina de Virrey del Pino, y discutieron con el chofer por negarse a pagar el viaje.
Según testigos, bajaron del colectivo y sin mediar palabra le dispararon.
Poco después, escaparon.
Queremos, desesperadamente que se haga justicia, que se encuentre a esos malvivientes.
Somos gente sana a la que hoy le arruinaron la vida.
La línea 620, de la empresa Nueva Ideal S.A., une la localidad de Lomas del Mirador con el kilómetro 47.7 de la ruta 3.
Tras el asesinato, los choferes de la línea iniciaron un paro y cortes de calle como forma de protesta y en reclamo de medidas de seguridad.
La experiencia arrancó en 48 unidades de la línea 101 e incluye cuatro cámaras por colectivo.