Argentina

Caos en el centro por una protesta de taxistas contra un fallo favorable a Uber

El centro porteño se convirtió en un caos durante un par de horas ayer a la mañana, cuando unos 300 taxistas marcharon al Tribunal Superior de Justicia de la ciudad, en Cerrito al 700, en rechazo del reciente fallo que dio marcha atrás con el bloqueo de la aplicación de transporte privado Uber. Las calles Cerrito y Viamonte estuvieron cortadas hasta el mediodía, al igual que tres carriles de la avenida 9 de Julio con sentido a Constitución, donde cientos de taxis estacionaron en doble y triple fila. Muchos de ellos llevaban grandes banderas amarillas y negras amarradas a sus ventanas. Los taxistas reclamaron que Uber deje de funcionar en la Capital. Entienden que la plataforma, que está activa en Buenos Aires desde abril de 2016 de forma ilegal, pone en peligro sus puestos de trabajo, que en la ciudad son cerca de 50.000. Nosotros los taxistas también tenemos derechos humanos y, con esa excusa, mañana puede haber una aplicación para vender órganos, armas o drogas". Celia diferenció a Uber de Cabify, una plataforma con características similares, pero que está regulada. A eso de las 11.30 una delegación encabezada por Luis Fernández, presidente de ATC, ingresó a la sede del Tribunal Superior de Justicia porteño para presentar un escrito formal de protesta frente al fallo. Sobre Marcelo Boeri, líder de la asociación civil Taxistas Unidos, cuyas amenazas al secretario de Transporte porteño se viralizaron ayer (ver aparte), los manifestantes fueron rotundos: "Las organizaciones que están acá no tienen nada que ver con Boeri ni con Taxistas Unidos. Los audios derivaron en una denuncia de Méndez en una fiscalía porteña por amenazas.

El centro porteño se convirtió en un caos durante un par de horas ayer a la mañana, cuando unos 300 taxistas marcharon al Tribunal Superior de Justicia de la ciudad, en Cerrito al 700, en rechazo del reciente fallo que dio marcha atrás con el bloqueo de la aplicación de transporte privado Uber.
Las calles Cerrito y Viamonte estuvieron cortadas hasta el mediodía, al igual que tres carriles de la avenida 9 de Julio con sentido a Constitución, donde cientos de taxis estacionaron en doble y triple fila.
Muchos de ellos llevaban grandes banderas amarillas y negras amarradas a sus ventanas.
Los taxistas reclamaron que Uber deje de funcionar en la Capital.
Entienden que la plataforma, que está activa en Buenos Aires desde abril de 2016 de forma ilegal, pone en peligro sus puestos de trabajo, que en la ciudad son cerca de 50.000.
Nosotros los taxistas también tenemos derechos humanos y, con esa excusa, mañana puede haber una aplicación para vender órganos, armas o drogas”.
Celia diferenció a Uber de Cabify, una plataforma con características similares, pero que está regulada.
A eso de las 11.30 una delegación encabezada por Luis Fernández, presidente de ATC, ingresó a la sede del Tribunal Superior de Justicia porteño para presentar un escrito formal de protesta frente al fallo.
Sobre Marcelo Boeri, líder de la asociación civil Taxistas Unidos, cuyas amenazas al secretario de Transporte porteño se viralizaron ayer (ver aparte), los manifestantes fueron rotundos: “Las organizaciones que están acá no tienen nada que ver con Boeri ni con Taxistas Unidos.
Los audios derivaron en una denuncia de Méndez en una fiscalía porteña por amenazas.