Argentina

Caso Santiago Maldonado: cronología de una desaparición que cumple dos meses

No es el joven "igual" a él que el 22 de ese mismo mes se subió a la camioneta de una pareja de fueguinos sobre la ruta 40. Ni Stella Maris ni Enrique ni sus otros hijos, especialmente Sergio, panadero artesanal en Bariloche, que se cargó la búsqueda y el reclamo, tienen respuestas concretas sobre lo que pasó el mediodía del 1º de agosto pasado. Ese día un grupo de gendarmes de los escuadrones de El Bolsón y Esquel entró a la Pu Lof Resistencia Cushamen después de 24 horas de tensión. El 31 de julio los mapuches del Movimiento Autónomo de Puel Mapu, que ocupan ese sector desde marzo de 2015 y reclaman como propia por carácter ancestral la tierra que desde la "Conquista del Desierto" fue propiedad de capitales ingleses y que desde 1991 es del grupo italiano Benetton, habían cortado la ruta 40 hasta que Gendarmería activó el desalojo ordenado por el juez federal de Esquel Guido Otranto. La fuerza de seguridad nacional se quedó custodiando la Pu Lof desde la ruta. En la feria de artesanos de esa comarca se hizo amigo de muchos mapuches y, por solidaridad con el reclamo por la liberación del lonko Facundo Jones Huala, viajó hasta la Pu Lof y participó del corte. , mapuche de 20 años, declaró ante el juez Otranto que él vio con sus binoculares, desde el otro lado del río Chubut, cómo Gendarmería se llevaba un bulto que él estaba seguro que era Santiago. Ambas cayeron en el juez federal de Esquel, Guido Otranto, el mismo que había ordenado el desalojo de la ruta 40 el 31 de julio. Está herido. Hay incógnita sobre qué movimientos hicieron las camionetas y camiones de Gendarmería después del operativo del 1º, especialmente en la que iba Echazú.

No es el joven “igual” a él que el 22 de ese mismo mes se subió a la camioneta de una pareja de fueguinos sobre la ruta 40.
Ni Stella Maris ni Enrique ni sus otros hijos, especialmente Sergio, panadero artesanal en Bariloche, que se cargó la búsqueda y el reclamo, tienen respuestas concretas sobre lo que pasó el mediodía del 1º de agosto pasado.
Ese día un grupo de gendarmes de los escuadrones de El Bolsón y Esquel entró a la Pu Lof Resistencia Cushamen después de 24 horas de tensión. El 31 de julio los mapuches del Movimiento Autónomo de Puel Mapu, que ocupan ese sector desde marzo de 2015 y reclaman como propia por carácter ancestral la tierra que desde la “Conquista del Desierto” fue propiedad de capitales ingleses y que desde 1991 es del grupo italiano Benetton, habían cortado la ruta 40 hasta que Gendarmería activó el desalojo ordenado por el juez federal de Esquel Guido Otranto.
La fuerza de seguridad nacional se quedó custodiando la Pu Lof desde la ruta.
En la feria de artesanos de esa comarca se hizo amigo de muchos mapuches y, por solidaridad con el reclamo por la liberación del lonko Facundo Jones Huala, viajó hasta la Pu Lof y participó del corte.
, mapuche de 20 años, declaró ante el juez Otranto que él vio con sus binoculares, desde el otro lado del río Chubut, cómo Gendarmería se llevaba un bulto que él estaba seguro que era Santiago.
Ambas cayeron en el juez federal de Esquel, Guido Otranto, el mismo que había ordenado el desalojo de la ruta 40 el 31 de julio.
Está herido.
Hay incógnita sobre qué movimientos hicieron las camionetas y camiones de Gendarmería después del operativo del 1º, especialmente en la que iba Echazú.