Noticas en Español

Cipoleños de luto: el Chipi murió tras ser atropellado

El desconsuelo popular se expresó a través de las redes sociales instantáneamente, pero se pudo percibir también en las calles cipoleñas, que ayer estuvieron más grises y tristes que nunca. Un día de luto, así se vivió el domingo en la ciudad. La trágica noticia comenzó a correr como reguero de pólvora por la ciudad y la tristeza se fue adueñando de todos. Es que saber que el Chipi no va a caminar más por las calles cipoleñas es un motivo de pena, porque ayer no solamente se perdió a un vecino, sino que se perdió parte de la ciudad. Este -para muchos- pintoresco caminante, de más de 1,90 metros de altura, pasó ayer a la inmortalidad, convirtiéndose en parte de la identidad popular de los cipoleños. Todos los barrios presentes en el último adiós La triste noticia de la partida del Chipi conmovió a vecinos de todos los barrios de la ciudad, que por la tarde se acercaron a la sala velatoria de Ocaso. “Murió el Chipi, momento totalmente triste para Cipolletti”, dijo Nicolás; “Un día totalmente gris en Cipolletti. Ver al Chipi caminando siempre les generó a los cipoleños una hermosa sensación de sentirse en casa. Hasta siempre, Chipi, los cipoleños te despiden y ya te extrañan. Son tres los murales del Chipi en los paredones cipoleños, aunque uno de ellos ya fue tapado.

El desconsuelo popular se expresó a través de las redes sociales instantáneamente, pero se pudo percibir también en las calles cipoleñas, que ayer estuvieron más grises y tristes que nunca.
Un día de luto, así se vivió el domingo en la ciudad.
La trágica noticia comenzó a correr como reguero de pólvora por la ciudad y la tristeza se fue adueñando de todos.
Es que saber que el Chipi no va a caminar más por las calles cipoleñas es un motivo de pena, porque ayer no solamente se perdió a un vecino, sino que se perdió parte de la ciudad.
Este -para muchos- pintoresco caminante, de más de 1,90 metros de altura, pasó ayer a la inmortalidad, convirtiéndose en parte de la identidad popular de los cipoleños.
Todos los barrios presentes en el último adiós La triste noticia de la partida del Chipi conmovió a vecinos de todos los barrios de la ciudad, que por la tarde se acercaron a la sala velatoria de Ocaso.
“Murió el Chipi, momento totalmente triste para Cipolletti”, dijo Nicolás; “Un día totalmente gris en Cipolletti.
Ver al Chipi caminando siempre les generó a los cipoleños una hermosa sensación de sentirse en casa.
Hasta siempre, Chipi, los cipoleños te despiden y ya te extrañan.
Son tres los murales del Chipi en los paredones cipoleños, aunque uno de ellos ya fue tapado.