Argentina

Conmoción por el hallazgo del cuerpo calcinado de una mujer

1 de 1 05/01/2018 - El cadáver de una mujer fue hallado ayer al mediodía calcinado y envuelto en una frazada dentro de un volquete en la esquina de Gaboto y Felipe Moré, en la zona sudoeste de la ciudad. Si bien el estado del cuerpo imposibilitó la identificación inmediata, los investigadores determinaron que se trataba de una joven y apuntaron a eso más que nada por el largo del cabello. En un vecindario lleno de personas que se arrimaban a la escena del hallazgo movilizados más por el morbo y la curiosidad que por los olores ya disipados, una familia aguardaba con especial preocupación alguna información oficial. Al respecto, una mujer creyó haber visto cuando los peritos retiraban el cadáver rastros de una de sus sobrinas que, según contó a este diario, lleva tres días desaparecida en un contexto de violencia familiar. Por eso, a media de tarde de ayer, todos los caminos conducían al Instituto Médico Legal (IML) como el sitio donde develar el dato principal de esta historia: la identidad de la víctima, que al cierre de esta edición no se había establecido. El cuerpo fue encontrado ayer al mediodía en un volquete de materiales que desde hace tiempo también hace las veces de contenedor de basura en el lugar. Versiones Sobre el hallazgo, ayer a la tarde podían escucharse en el vecindario diferentes versiones que coincidían en que durante la mañana alguien había encendido fuego en el interior del contenedor. Una mujer dijo que, apenas lo advirtieron, unos vecinos se encargaron de apagar el incendio antes de que se complicara. Ahí se bifurcan los relatos: uno adjudicaba a "dos pibes de unos 7 u 8 años" que estaban revisando el volquete y se toparon con los restos humanos, el primer alerta a los ocupantes de un móvil policial que justo pasaba por allí; otro indicaba que alguien decidió llamar al 911 a raíz de un olor nauseabundo que emanaba del volquete mientras el humo se mezclaba con la atmósfera tórrida del día. Sin poder asegurarlo totalmente, le pareció que el cadáver podía ser el de una sobrina suya de quien dijo no tener noticias desde hace unos tres días.

1 de 1 05/01/2018 – El cadáver de una mujer fue hallado ayer al mediodía calcinado y envuelto en una frazada dentro de un volquete en la esquina de Gaboto y Felipe Moré, en la zona sudoeste de la ciudad.
Si bien el estado del cuerpo imposibilitó la identificación inmediata, los investigadores determinaron que se trataba de una joven y apuntaron a eso más que nada por el largo del cabello.
En un vecindario lleno de personas que se arrimaban a la escena del hallazgo movilizados más por el morbo y la curiosidad que por los olores ya disipados, una familia aguardaba con especial preocupación alguna información oficial.
Al respecto, una mujer creyó haber visto cuando los peritos retiraban el cadáver rastros de una de sus sobrinas que, según contó a este diario, lleva tres días desaparecida en un contexto de violencia familiar.
Por eso, a media de tarde de ayer, todos los caminos conducían al Instituto Médico Legal (IML) como el sitio donde develar el dato principal de esta historia: la identidad de la víctima, que al cierre de esta edición no se había establecido.
El cuerpo fue encontrado ayer al mediodía en un volquete de materiales que desde hace tiempo también hace las veces de contenedor de basura en el lugar.
Versiones Sobre el hallazgo, ayer a la tarde podían escucharse en el vecindario diferentes versiones que coincidían en que durante la mañana alguien había encendido fuego en el interior del contenedor.
Una mujer dijo que, apenas lo advirtieron, unos vecinos se encargaron de apagar el incendio antes de que se complicara.
Ahí se bifurcan los relatos: uno adjudicaba a “dos pibes de unos 7 u 8 años” que estaban revisando el volquete y se toparon con los restos humanos, el primer alerta a los ocupantes de un móvil policial que justo pasaba por allí; otro indicaba que alguien decidió llamar al 911 a raíz de un olor nauseabundo que emanaba del volquete mientras el humo se mezclaba con la atmósfera tórrida del día.
Sin poder asegurarlo totalmente, le pareció que el cadáver podía ser el de una sobrina suya de quien dijo no tener noticias desde hace unos tres días.

Tags