Uncategorized

Cruces entre Carrió y la UCR vuelven a tensionar la interna

“Que le quede claro a todos, la próxima rompo”, fue la amenaza que lanzó hace menos de un mes Elisa Carrió a sus socios de Cambiemos, y que ayer pareció tener un nuevo capítulo. Durante un foro con empresarios en Entre Ríos, Carrió se explayó el último jueves sobre el futuro de Cambiemos y, como es su costumbre, lanzó conceptos explosivos: “Si yo tuviera interés, habría una interna, pero no tengo. En consecuencia, la alianza está asegurada y los radicales van a hacer lo que nosotros digamos”. La respuesta llegó horas después de parte del propio presidente partidario, Alfredo Cornejo, pese a que parte de la dirigencia radical le recomendó que no lo hiciera, según revelaron altos dirigentes a PERFIL. En un comunicado, el gobernador de Mendoza le pidió “respetar, de una buena vez, a los socios de la coalición de gobierno que ella pretende destruir” y se manifestó preocupado porque “la frivolidad discursiva alimenta de manera peligrosa a la oposición”. Para embarrarla aún más, Carrió utilizó su cuenta de Twitter para pedirle “mil disculpas” a Cornejo porque, según dijo “es una vieja broma que hago hace 20 años, que hace reír a la gente” y remató: “Quizás no la recordás porque en esa época estabas en el kirchnerismo”, en alusión a su paso por el grupo de los radicales K que acompañaron a Cobos-Cristina en 2007. El jefe del interbloque de Cambiemos Mario Negri es uno de los que optó por esa actitud después del debate por el aborto, pero Carrió lo corrió de su embestida cuando publicó una foto con la leyenda “Entrando a Córdoba, a ver a mi único jefe Mario Negri”. También por Twitter, el cordobés buscó defender a Carrió al señalar que “realizó una broma” pero también advirtió que “lamentablemente hirió la sensibilidad de la UCR”, dijo para justificar la respuesta de Cornejo. “Ella sabe más que nadie que sin la UCR no existiría Cambiemos, en un contexto difícil para el país, debemos cuidar Cambiemos”, concluyó Negri. Su plan de apuntalamiento al Gobierno también sumó a la agenda una serie de visitas al interior para comenzar a mostrarse con candidateables para 2019.
Dardos. Carrió viajó ayer a Córdoba. Cornejo salió a responderle.

“Que le quede claro a todos, la próxima rompo”, fue la amenaza que lanzó hace menos de un mes Elisa Carrió a sus socios de Cambiemos, y que ayer pareció tener un nuevo capítulo. Durante un foro con empresarios en Entre Ríos, Carrió se explayó el último jueves sobre el futuro de Cambiemos y, como es su costumbre, lanzó conceptos explosivos: “Si yo tuviera interés, habría una interna, pero no tengo. En consecuencia, la alianza está asegurada y los radicales van a hacer lo que nosotros digamos”.
La respuesta llegó horas después de parte del propio presidente partidario, Alfredo Cornejo, pese a que parte de la dirigencia radical le recomendó que no lo hiciera, según revelaron altos dirigentes a PERFIL. En un comunicado, el gobernador de Mendoza le pidió “respetar, de una buena vez, a los socios de la coalición de gobierno que ella pretende destruir” y se manifestó preocupado porque “la frivolidad discursiva alimenta de manera peligrosa a la oposición”.
Para embarrarla aún más, Carrió utilizó su cuenta de Twitter para pedirle “mil disculpas” a Cornejo porque, según dijo “es una vieja broma que hago hace 20 años, que hace reír a la gente” y remató: “Quizás no la recordás porque en esa época estabas en…