Argentina

Diputados: avanzan con el armado de un interbloque peronista de perfil dialoguista

Sobre el filo de los plazos para reclamar cargos institucionales en la Cámara, anoche se negociaba un acuerdo entre gobernadores peronistas para conformar un interbloque de tono dialoguista con el Gobierno, en función de los intereses de las provincias. Y que tendría impacto en la interna del peronismo claramente diferenciado del cristicamporismo, que se hará fuerte en el bloque del Frente para la Victoria con perfil ultra opositor. Un principio de acuerdo quedó escenificado ayer en Córdoba con una foto que se sacaron el local, Juan Schiaretti, Juan Manuel Urtubey (Salta), Juan Manzur (Tucumán) y Sergio Casas (La Rioja). En rigor se reunieron para presentar la nueva edición del Dakar, que termina en Córdoba luego de pasar por varias provincias del norte. Hubo café a solas en el despacho de Schiaretti y un almuerzo bastante más concurrido con funcionarios de turismo y organizadores de la competencia. En la sesión citada para las 11 jurarán los 127 electos en octubre. De 17 miembros pasará a tener 19. Al interbloque se sumarían los cinco cordobeses de Unión por Córdoba que responden a "la sociedad” entre Schiaretti y el ex gobernador José Manuel de la Sota (entre ambos llevan gobernando Córdoba casi veinte años); que dejarían así el interbloque junto al massismo; cuatro misioneros del Frente Renovador por la Concordia, que reportan al gobernador Hugo Passalacqua y al ex Maurice Closs -actual diputado, electo senador-; y tres tucumanos. Este interbloque funcionaría “en espejo” con el que conduce Miguel Angel Pichetto en el Senado. Kosiner reconoció ayer que será la “primera gran discusión” en el interbloque pero recordó -argumento similar al que usó el peronismo dialoguista en el Senado- que los gobernadores firmaron el acuerdo por el consenso fiscal que incluía la reforma previsional.

Sobre el filo de los plazos para reclamar cargos institucionales en la Cámara, anoche se negociaba un acuerdo entre gobernadores peronistas para conformar un interbloque de tono dialoguista con el Gobierno, en función de los intereses de las provincias.
Y que tendría impacto en la interna del peronismo claramente diferenciado del cristicamporismo, que se hará fuerte en el bloque del Frente para la Victoria con perfil ultra opositor.
Un principio de acuerdo quedó escenificado ayer en Córdoba con una foto que se sacaron el local, Juan Schiaretti, Juan Manuel Urtubey (Salta), Juan Manzur (Tucumán) y Sergio Casas (La Rioja).
En rigor se reunieron para presentar la nueva edición del Dakar, que termina en Córdoba luego de pasar por varias provincias del norte.
Hubo café a solas en el despacho de Schiaretti y un almuerzo bastante más concurrido con funcionarios de turismo y organizadores de la competencia.
En la sesión citada para las 11 jurarán los 127 electos en octubre.
De 17 miembros pasará a tener 19.
Al interbloque se sumarían los cinco cordobeses de Unión por Córdoba que responden a “la sociedad” entre Schiaretti y el ex gobernador José Manuel de la Sota (entre ambos llevan gobernando Córdoba casi veinte años); que dejarían así el interbloque junto al massismo; cuatro misioneros del Frente Renovador por la Concordia, que reportan al gobernador Hugo Passalacqua y al ex Maurice Closs -actual diputado, electo senador-; y tres tucumanos.
Este interbloque funcionaría “en espejo” con el que conduce Miguel Angel Pichetto en el Senado.
Kosiner reconoció ayer que será la “primera gran discusión” en el interbloque pero recordó -argumento similar al que usó el peronismo dialoguista en el Senado- que los gobernadores firmaron el acuerdo por el consenso fiscal que incluía la reforma previsional.