Argentina

El médico Claudio Zin explicó qué pasó durante la operación en la que murió Débora Pérez Volpin

Los estudios determinaron que la periodista y legisladora murió por "una perforación instrumental en el esófago", lo que pone en la mira la actuación durante la operación en la clínica La Trinidad. Basándose en la conferencia brindada por el letrado y el viudo de Pérez Volpin, Enrique Sacco, el médico Claudio Zin brindó en A24 más precisiones sobre lo ocurrido durante el procedimiento y explicó cuál pudo haber sido la causa de la muerte. La punta del endoscopio es redondo, no es aguda ni tiene puntas, motivo por el cual es muy complicado que perfore. Zin consideró que fue el laringoscopio el instrumento que generó las complicaciones que llevaron a la muerte de Pérez Volpin: "El informe, deja como alternativa dos posibilidades. Cuando la señora Pérez Volpin entra en paro, el motivo es la invasión de aire, de inmediato la anestesista toma el laringoscopio que es un instrumento que levanta la garganta y trata de poner un tubo de goma para que respire por ese tubo y pueda oxigenarse como corresponde, pero no lo logra. Luego, el médico señaló que el cuadro de la paciente empeoró: "Cuando la anestesista le dice al endoscopista 'mirá que está saturando bajo, está disminuyendo la saturación de oxígeno, que significa que no está llegando oxígeno adecuadamente, el endoscopista rápidamente saca el endoscopio y empieza la anestesista a tratar de ponerle el tubo en la garganta para que oxigene mejor". Cuando la anestesista no logra intubar, el tubo que va en la garganta se conecta a una fuente de oxígeno para poder oxigenar al paciente. O sea que hubo maniobras con el laringoscopio en varias ocasiones y ese laringoscopio es de metal". El endoscopio es el responsable del paro cardíaco, no hay ninguna duda, pero independientemente de esto, el endoscopista saca el endoscopio y creo que la lesión tiene que ver con el laringoscopio Hubo luego otra instancia para socorrer a la periodista: "Cuando la anestesista no logra intubar, el tubo que va en la garganta se conecta a una fuente de oxígeno para poder oxigenar al paciente. Eso es el ambú.

Los estudios determinaron que la periodista y legisladora murió por “una perforación instrumental en el esófago”, lo que pone en la mira la actuación durante la operación en la clínica La Trinidad.
Basándose en la conferencia brindada por el letrado y el viudo de Pérez Volpin, Enrique Sacco, el médico Claudio Zin brindó en A24 más precisiones sobre lo ocurrido durante el procedimiento y explicó cuál pudo haber sido la causa de la muerte.
La punta del endoscopio es redondo, no es aguda ni tiene puntas, motivo por el cual es muy complicado que perfore.
Zin consideró que fue el laringoscopio el instrumento que generó las complicaciones que llevaron a la muerte de Pérez Volpin: “El informe, deja como alternativa dos posibilidades.
Cuando la señora Pérez Volpin entra en paro, el motivo es la invasión de aire, de inmediato la anestesista toma el laringoscopio que es un instrumento que levanta la garganta y trata de poner un tubo de goma para que respire por ese tubo y pueda oxigenarse como corresponde, pero no lo logra.
Luego, el médico señaló que el cuadro de la paciente empeoró: “Cuando la anestesista le dice al endoscopista ‘mirá que está saturando bajo, está disminuyendo la saturación de oxígeno, que significa que no está llegando oxígeno adecuadamente, el endoscopista rápidamente saca el endoscopio y empieza la anestesista a tratar de ponerle el tubo en la garganta para que oxigene mejor”.
Cuando la anestesista no logra intubar, el tubo que va en la garganta se conecta a una fuente de oxígeno para poder oxigenar al paciente.
O sea que hubo maniobras con el laringoscopio en varias ocasiones y ese laringoscopio es de metal”.
El endoscopio es el responsable del paro cardíaco, no hay ninguna duda, pero independientemente de esto, el endoscopista saca el endoscopio y creo que la lesión tiene que ver con el laringoscopio Hubo luego otra instancia para socorrer a la periodista: “Cuando la anestesista no logra intubar, el tubo que va en la garganta se conecta a una fuente de oxígeno para poder oxigenar al paciente.
Eso es el ambú.