Chile

El primer Domingo de Ramos de Barros tras indagatoria del Papa

Al término de la misa, Barros llamó a los fieles a acercarse al altar para hacer la bendición de los ramos que portaban. A la salida del templo varios feligreses se mostraban tranquilos y conformes con la misa. Rosemarie Bielefeldt dijo que ya es hora de que los católicos reflexionen y perdonen. “Hacía mucho tiempo que no venía a la catedral y me dio gusto ver una iglesia con una comunidad tranquila, y es momento en que nosotros empecemos a perdonar, porque si Dios es capaz de perdonarnos, nosotros no somos quién para juzgar, porque en estos momentos está todo otra vez en manos del Papa”. María Soledad Martí es una de las voceras de la agrupación de laicos de Osorno. Ella manifestó que está expectante por los resultados de la investigación que mandó a hacer el Sumo Pontífice, quien la semana pasada recibió el resultado de las indagatorias del arzobispo de Malta. “Estoy en un estado de ansiedad por saber cuál va hacer la posición del Papa. En su visita a Chile quedó un descontento de una situación que jamás se había vivido en nuestra iglesia. Tengo pena porque nunca habíamos pasado por esto y el templo, que somos todos nosotros, está destruido”, puntualizó la mujer, quien no quiso estar presente en la misa. A la cita asistieron más de cuatro mil personas.

Al término de la misa, Barros llamó a los fieles a acercarse al altar para hacer la bendición de los ramos que portaban.
A la salida del templo varios feligreses se mostraban tranquilos y conformes con la misa.
Rosemarie Bielefeldt dijo que ya es hora de que los católicos reflexionen y perdonen.
“Hacía mucho tiempo que no venía a la catedral y me dio gusto ver una iglesia con una comunidad tranquila, y es momento en que nosotros empecemos a perdonar, porque si Dios es capaz de perdonarnos, nosotros no somos quién para juzgar, porque en estos momentos está todo otra vez en manos del Papa”.
María Soledad Martí es una de las voceras de la agrupación de laicos de Osorno.
Ella manifestó que está expectante por los resultados de la investigación que mandó a hacer el Sumo Pontífice, quien la semana pasada recibió el resultado de las indagatorias del arzobispo de Malta.
“Estoy en un estado de ansiedad por saber cuál va hacer la posición del Papa.
En su visita a Chile quedó un descontento de una situación que jamás se había vivido en nuestra iglesia.
Tengo pena porque nunca habíamos pasado por esto y el templo, que somos todos nosotros, está destruido”, puntualizó la mujer, quien no quiso estar presente en la misa.
A la cita asistieron más de cuatro mil personas.