Uncategorized

En Nueva York, Mauricio Macri rindió homenaje a los 5 argentinos que murieron en el atentado

“Esto ha sido claramente una tragedia”, dijo Macri y llamó “ataque cobarde” al ejecutado por Sayfullo Saipov, nacido en Uzbekistán con residencia estadounidense. El objetivo de los terroristas “es que entremos en pánico, que nos paralicemos, que no sigamos adelante. Nosotros le vamos a mostrar desde el amor y desde el hacer que hay otra forma de encarar la vida”, dijo el presidente en un clima sombrío, a orillas del río Hudson. Y agregó: "Queremos ser parte de esta batalla que tenemos que dar por una convivencia en paz". Así fue la ceremonia Entre las 8 víctimas fatales se contaron los amigos Diego Mendoza (47), Diego Enrique Angelini (47), Alejandro Damián Pagnucco (47), Ariel Erlij (48) y Hernán Ferruchi (47), que habían viajado a Nueva York para festejar los 30 años de su graduación en el Instituto Politécnico "San Martín" de Rosario. Poco después de las 11 de la mañana (las 13 en la Argentina), Macri llegó junto a su esposa Juliana Awada al tramo de la bicisenda donde fueron atropellados, en West side Higway y Vessrey, porque Saipov circuló por más de 20 cuadras mientras mataba en total a 8 personas. Pero los ojos de todos estaban colocados en Guillermo Bianchini, rosarino sobreviviente del atentado, que estaba acompañado por sus padres. El vive en New York y había sido quien había leído el viernes, junto a los otros sobrevivientes, la carta pública para conmemorar a sus amigos fallecidos. Remarcó la amistad entre los argentinos fallecidos y que ellos “eran una confirmación de lo bueno de la vida”. Macri, De Blasio y sus esposas colocaron una ofrenda floral en la pequeña muralla de la bicisenda donde murieron los argentinos.
En Nueva York, Mauricio Macri rindió homenaje a los 5 argentinos que murieron en el atentado
Mauricio Macri junto a su esposa Juliana Awada durante un homenaje a las víctimas del atentado del 31 de octubre en Manhattan, en el que murieron cinco turistas argentinos en Nueva York. (Adriana Groisman)

En un mediodía de cielo gris y brumoso, el presidente Mauricio Macri rindió hoy homenaje, junto al alcalde neoyorquino Bill De Blasio, a las víctimas del atentado en Manhattan del martes pasado. Fue en el sitio exacto de la bicisenda donde murieron 5 rosarinos que paseaban cuando un terrorista los embistió.

“Esto ha sido claramente una tragedia”, dijo Macri y llamó “ataque cobarde” al ejecutado por Sayfullo Saipov, nacido en Uzbekistán con residencia estadounidense. El objetivo de los terroristas “es que entremos en pánico, que nos paralicemos, que no sigamos adelante. Nosotros le vamos a mostrar desde el amor y desde el hacer que hay otra forma de encarar la vida”, dijo el presidente en un clima sombrío, a orillas del río Hudson. Y agregó: “Queremos ser parte de esta batalla que tenemos que dar por una convivencia en paz”.

Así fue la ceremonia

Entre las 8 víctimas fatales se contaron los amigos Diego Mendoza (47), Diego Enrique Angelini (47), Alejandro Damián Pagnucco (47), Ariel Erlij (48) y Hernán Ferruchi (47), que habían viajado a Nueva York para festejar los 30 años de su graduación en el Instituto Politécnico “San Martín” de Rosario.

Poco después de las 11 de la mañana (las 13 en la Argentina), Macri llegó junto a su esposa Juliana Awada al tramo de la bicisenda donde fueron atropellados, en West side Higway y Vessrey, porque Saipov circuló por más de 20 cuadras mientras mataba en…