Mexico

Entregan restos de una pareja localizados en “narcofosa” de Morelos

Cuernavaca, Morelos.- Juan Luis trabajaba en un molino de maíz, vivía con su pareja, Luz, y su hijo menor en la colonia Norte, una de las más peligrosas en el municipio de Puente de Ixtla, en el sur del estado. En noviembre de 2016, ambos fueron sacados de su casa de manera violenta por un grupo de adolescentes, quienes presuntamente eran integrantes de “Los Rojos”, una célula delictiva liderada por Santiago Mazari, alias “El Carrete”. Su pequeño hijo, entonces de 7 años de edad, fue sometido junto con sus padres, pero finalmente los criminales lo abandonaron sin causarle daño. Dos meses más tarde, los restos de Juan Luis y Luz fueron localizados en una “narcofosa” situada en un paraje conocido como “El Silbato”, en el municipio aledaño de Amacuzac, colindante con el estado de Guerrero. Éstos fueron sometidos a pruebas genéticas, las cuales tardaron más de un año, pero mediante ellas se confirmó su identidad, además, sus familiares hicieron el reconocimiento de la ropa que vestían al momento de ser raptados. Dichos exámenes fueron necesarios, pues los cuerpos fueron hallados en avanzado estado de descomposición. El fin de semana se obtuvieron los resultados de las pruebas, por lo que los familiares de Juan Luis acudieron a las instalaciones del Servicio Médico Forense de la zona sur a reclamar los restos de su ser querido, mientras que los familiares de Luz acudieron unas horas más tarde, por lo que tentativamente su cuerpo se les será entregado esta semana. Los cadáveres de la pareja fueron encontrados el 27 de enero de 2017 junto con otros seis cadáveres más, y el entonces fiscal general, Javier Pérez Durón, informó que su localización se derivó de las detenciones de cinco integrantes de “Los Rojos”, operada por Mazari, que tiene su “base” en los municipios de Amacuzac y Puente de Ixtla, al sur de Morelos. “Se lograron ubicar cuatro predios en parajes de El Coronel y La Loma, estos dos en Puente de Ixtla, así como en El Silbato y Las Trincheras, en Amacuzac, donde se llevó a cabo el hallazgo de los restos de ocho personas”, dijo. En el operativo del 22 de diciembre de 2016 se detuvo a los presuntos criminales entre los que figuró Marco Antonio “El Maseca”, brazo operador de “El Carrete”, quienes dieron la referencia de las ocho víctimas sin que se dieran a conocer las causas de sus asesinatos.

Cuernavaca, Morelos.- Juan Luis trabajaba en un molino de maíz, vivía con su pareja, Luz, y su hijo menor en la colonia Norte, una de las más peligrosas en el municipio de Puente de Ixtla, en el sur del estado.
En noviembre de 2016, ambos fueron sacados de su casa de manera violenta por un grupo de adolescentes, quienes presuntamente eran integrantes de “Los Rojos”, una célula delictiva liderada por Santiago Mazari, alias “El Carrete”.
Su pequeño hijo, entonces de 7 años de edad, fue sometido junto con sus padres, pero finalmente los criminales lo abandonaron sin causarle daño.
Dos meses más tarde, los restos de Juan Luis y Luz fueron localizados en una “narcofosa” situada en un paraje conocido como “El Silbato”, en el municipio aledaño de Amacuzac, colindante con el estado de Guerrero.
Éstos fueron sometidos a pruebas genéticas, las cuales tardaron más de un año, pero mediante ellas se confirmó su identidad, además, sus familiares hicieron el reconocimiento de la ropa que vestían al momento de ser raptados.
Dichos exámenes fueron necesarios, pues los cuerpos fueron hallados en avanzado estado de descomposición.
El fin de semana se obtuvieron los resultados de las pruebas, por lo que los familiares de Juan Luis acudieron a las instalaciones del Servicio Médico Forense de la zona sur a reclamar los restos de su ser querido, mientras que los familiares de Luz acudieron unas horas más tarde, por lo que tentativamente su cuerpo se les será entregado esta semana.
Los cadáveres de la pareja fueron encontrados el 27 de enero de 2017 junto con otros seis cadáveres más, y el entonces fiscal general, Javier Pérez Durón, informó que su localización se derivó de las detenciones de cinco integrantes de “Los Rojos”, operada por Mazari, que tiene su “base” en los municipios de Amacuzac y Puente de Ixtla, al sur de Morelos.
“Se lograron ubicar cuatro predios en parajes de El Coronel y La Loma, estos dos en Puente de Ixtla, así como en El Silbato y Las Trincheras, en Amacuzac, donde se llevó a cabo el hallazgo de los restos de ocho personas”, dijo.
En el operativo del 22 de diciembre de 2016 se detuvo a los presuntos criminales entre los que figuró Marco Antonio “El Maseca”, brazo operador de “El Carrete”, quienes dieron la referencia de las ocho víctimas sin que se dieran a conocer las causas de sus asesinatos.