Argentina

Indagaron a Pachelo 15 años después: cuáles son las pruebas en contra del nuevo acusado de matar a María Marta

¿O acaso fue Nicolás Pachelo, vecino de María Marta en el Carmel en aquel entonces? En 2007, el Tribunal Oral N°6 de San Isidro condenó a cadena perpetua a Carlos Carrascosa como autor de la muerte de su mujer, en un juicio minado de polémicas: los familiares de María Marta acusaban de fuerte parcialidad al fiscal original del caso, Diego Molina Pico y apuntaban sus dedos índices, precisamente, a Nicolás Pachelo, su histórico sospechoso. En diciembre del año pasado, la fiscalía general de San Isidro convocó a los fiscales María Inés Domínguez y Andrés Quintana para que revisen el expediente. En los cálculos de Domínguez y Quintana, tanto los testimonios como los análisis apuntan a un solo hombre, Nicolás Pachelo. Así, Pachelo fue citado a declaración indagatoria por el crimen de María Marta García Belsunce. Pachelo salió tres horas después, también a bordo de la Peugeot y a cara tapada. Los fiscales creen que la prueba en su contra es sólida: para Domínguez y Quintana, Pachelo está ubicado en el momento y lugar para matar a María Marta, con motivos suficientes. La acusación que elevarán contra Pachelo esta mañana se centra, según confirmaron fuentes de la investigación a Infobae, en tres testimonios: los de tres jóvenes vecinos del Carmel, menores al momento del crimen, que ubican al nuevo sospechoso en las inmediaciones de la casa del Carmel, con García Belsunce misma llegando en bicicleta muy pocos minutos después. El dato es al menos puntual: refiere a una pequeña fisura en una costilla del cuerpo de María Marta. Nora Burgues de Taylor, apodada "Pichi", histórica amiga de García Belsunce, aseguró en varias ocasiones el miedo que María Marta le tenía al hoy sospechoso de su muerte.

¿O acaso fue Nicolás Pachelo, vecino de María Marta en el Carmel en aquel entonces?
En 2007, el Tribunal Oral N°6 de San Isidro condenó a cadena perpetua a Carlos Carrascosa como autor de la muerte de su mujer, en un juicio minado de polémicas: los familiares de María Marta acusaban de fuerte parcialidad al fiscal original del caso, Diego Molina Pico y apuntaban sus dedos índices, precisamente, a Nicolás Pachelo, su histórico sospechoso.
En diciembre del año pasado, la fiscalía general de San Isidro convocó a los fiscales María Inés Domínguez y Andrés Quintana para que revisen el expediente.
En los cálculos de Domínguez y Quintana, tanto los testimonios como los análisis apuntan a un solo hombre, Nicolás Pachelo.
Así, Pachelo fue citado a declaración indagatoria por el crimen de María Marta García Belsunce.
Pachelo salió tres horas después, también a bordo de la Peugeot y a cara tapada.
Los fiscales creen que la prueba en su contra es sólida: para Domínguez y Quintana, Pachelo está ubicado en el momento y lugar para matar a María Marta, con motivos suficientes.
La acusación que elevarán contra Pachelo esta mañana se centra, según confirmaron fuentes de la investigación a Infobae, en tres testimonios: los de tres jóvenes vecinos del Carmel, menores al momento del crimen, que ubican al nuevo sospechoso en las inmediaciones de la casa del Carmel, con García Belsunce misma llegando en bicicleta muy pocos minutos después.
El dato es al menos puntual: refiere a una pequeña fisura en una costilla del cuerpo de María Marta.
Nora Burgues de Taylor, apodada “Pichi”, histórica amiga de García Belsunce, aseguró en varias ocasiones el miedo que María Marta le tenía al hoy sospechoso de su muerte.