Chile

Las distintas versiones que giran en torno al secuestro de Emmelyn Canales

Las primeras palabras de José Navarro, presunto secuestrador de Emmelyn Canales de 11 años, fueron “Háganse la pregunta ¿Por qué la dejé viva? Todo se remonta a la madrugada del 03 de febrero, cuando la comuna de Licantén se alarmó por una denuncia interpuesta por la familia de la menor quien dio cuenta de su desaparición. Navarro de 31 años habría golpeado al abuelo de la niña con una pala para luego huir del lugar con Emmelyn. El sujeto, quien tenía una condena por abuso sexual, se habría ganado la confianza de los abuelos de la pequeña ya que actuaba como un supuesto "brujo" que los ayudaba a realizar "descargas". El sospechoso fue convencido por su hermana Olga Navarro para terminar con esto y pactar su entrega con la Policía de Investigaciones (PDI). Sin embargo, el parte médico descartó un ataque sexual a la menor. En tanto, Olga Navarro sostuvo que ella habló con Emmelyn, quien le aseguró que "no, que José la está protegiendo", sin embargo la pequeña no precisó de quién. En cambio, según Olga Navarro, su hermano estaba deshidratado y se había desmayado. La familia de la niña Por su parte, la familia de la víctima, acusa una "red de protección" hacía el imputado. Por otro lado, precisó que el entorno familiar en el que vive su hija -junto a su madre- gatilló lo que sucedió, por lo que Canales manifestó que él luchará por la tuición de Emmelyn.

Las primeras palabras de José Navarro, presunto secuestrador de Emmelyn Canales de 11 años, fueron “Háganse la pregunta ¿Por qué la dejé viva?
Todo se remonta a la madrugada del 03 de febrero, cuando la comuna de Licantén se alarmó por una denuncia interpuesta por la familia de la menor quien dio cuenta de su desaparición.
Navarro de 31 años habría golpeado al abuelo de la niña con una pala para luego huir del lugar con Emmelyn.
El sujeto, quien tenía una condena por abuso sexual, se habría ganado la confianza de los abuelos de la pequeña ya que actuaba como un supuesto “brujo” que los ayudaba a realizar “descargas”.
El sospechoso fue convencido por su hermana Olga Navarro para terminar con esto y pactar su entrega con la Policía de Investigaciones (PDI).
Sin embargo, el parte médico descartó un ataque sexual a la menor.
En tanto, Olga Navarro sostuvo que ella habló con Emmelyn, quien le aseguró que “no, que José la está protegiendo”, sin embargo la pequeña no precisó de quién.
En cambio, según Olga Navarro, su hermano estaba deshidratado y se había desmayado.
La familia de la niña Por su parte, la familia de la víctima, acusa una “red de protección” hacía el imputado.
Por otro lado, precisó que el entorno familiar en el que vive su hija -junto a su madre- gatilló lo que sucedió, por lo que Canales manifestó que él luchará por la tuición de Emmelyn.