Argentina

Los gobernadores del PJ ponen en la mira a Vidal, pero pueden abrir otra interna

Varios gobernadores y senadores del PJ habrían resuelto que llegó la hora de apuntarle directamente a María Eugenia Vidal, principal capital político del oficialismo. Pero eso estaría generando inquietud entre intendentes peronistas de la provincia y no por solidaridad con la gobernadora, sino en defensa de sus propios intereses: entrarían en juego los planes de obras públicas. La idea de trasladar a la Provincia y a la Ciudad de Buenos Aires –es decir, a Vidal y a Horacio Rodríguez Larreta- el manejo de Aysa y de las concesiones de Edenor y Edesur fue esbozada por el salteño Juan Manuel Urtubey incluso ante Mauricio Macri. Y también es promovida por el jefe de los senadores peronistas, Miguel Angel Pichetto. Se trata de los principales distritos gobernados por el oficialismo y la iniciativa también asoma dirigida a esmerilar semejante capital político, en especial el que representa Vidal. Prematura pero cada vez más abierta, la batalla con vistas al 2019 la coloca como blanco "estratégico" para los planes de la oposición, en especial del peronismo. El núcleo del proyecto que circula entre gobernadores y senadores del PJ apunta a trasladar a la provincia de Buenos Aires la carga del servicio de agua y cloacas, con su impacto presupuestario, y el manejo del sistema eléctrico, con su mochila de subsidios aún vigentes y los potenciales costos políticos de la suba de tarifas. En menor medida, remite a las obras públicas. La historia recién empieza y es un interrogante el final, sometido como estaría el tema a la pulseada más amplia por la reducción del déficit entre el gobierno nacional y los jefes provinciales del PJ. En este caso, la búsqueda de posiciones de fuerza frente a Macri y la anticipada carrera electoral a nivel nacional no calibraría debidamente la relación de fuerzas en la provincia de Buenos Aires.

Varios gobernadores y senadores del PJ habrían resuelto que llegó la hora de apuntarle directamente a María Eugenia Vidal, principal capital político del oficialismo.
Pero eso estaría generando inquietud entre intendentes peronistas de la provincia y no por solidaridad con la gobernadora, sino en defensa de sus propios intereses: entrarían en juego los planes de obras públicas.
La idea de trasladar a la Provincia y a la Ciudad de Buenos Aires –es decir, a Vidal y a Horacio Rodríguez Larreta- el manejo de Aysa y de las concesiones de Edenor y Edesur fue esbozada por el salteño Juan Manuel Urtubey incluso ante Mauricio Macri.
Y también es promovida por el jefe de los senadores peronistas, Miguel Angel Pichetto.
Se trata de los principales distritos gobernados por el oficialismo y la iniciativa también asoma dirigida a esmerilar semejante capital político, en especial el que representa Vidal.
Prematura pero cada vez más abierta, la batalla con vistas al 2019 la coloca como blanco “estratégico” para los planes de la oposición, en especial del peronismo.
El núcleo del proyecto que circula entre gobernadores y senadores del PJ apunta a trasladar a la provincia de Buenos Aires la carga del servicio de agua y cloacas, con su impacto presupuestario, y el manejo del sistema eléctrico, con su mochila de subsidios aún vigentes y los potenciales costos políticos de la suba de tarifas.
En menor medida, remite a las obras públicas.
La historia recién empieza y es un interrogante el final, sometido como estaría el tema a la pulseada más amplia por la reducción del déficit entre el gobierno nacional y los jefes provinciales del PJ.
En este caso, la búsqueda de posiciones de fuerza frente a Macri y la anticipada carrera electoral a nivel nacional no calibraría debidamente la relación de fuerzas en la provincia de Buenos Aires.