Colombia

Los líos con la justicia del actor Juan Pablo Posada

La Fiscalía llamó a imputación de cargos al actor Juan Pablo Posada por los delitos de celebración indebida de contratos e interés indebido de contratos, por presuntas irregularidades en la contratación de máquinas tapa huecos en Bogotá durante la administración del exalcalde Gustavo Petro. Posada, reconocido por participar en producciones como Francisco el matemático, Rafael Orozco, el ídolo o Nadie es eterno en el mundo, fue citado este martes a audiencia, pero dicha diligencia fue aplazada luego de que su abogado defensor argumentara que le era imposible llegar a la cita. Los líos del actor con la justicia se radican en haber sido representante legal de la empresa Green Patcher Colombia SAS, la cual recibió un contrato de $11.800 millones de pesos por parte de la Unidad de Mantenimiento de la Malla Vial de Bogotá (UMV) con el fin de traer a la capital vehículos de inyección de asfalto para cubrir cerca de 220.000 huecos en las calles de la ciudad. El 31 de diciembre de 2013 se anunció que Green Patcher iniciaría las obras. Pero no se llevó a cabo ninguna licitación. Posada asegura que fue el representante legal de la empresa en el omento de su constitución, esto es, en mayo de 2013. Sin embargo, afirma que dejó este cargo en el momento en que se importaron las máquinas, y la empresa pasó a manos de otros accionistas. Tras esto, dejó de estar vinvulado con la organización. La Fiscalía asegura que con el contrato entre la Alcaldía y Green Patcher Colombia S.A.S. hubo desvíos de dineros pertenecientes al Distrito.

La Fiscalía llamó a imputación de cargos al actor Juan Pablo Posada por los delitos de celebración indebida de contratos e interés indebido de contratos, por presuntas irregularidades en la contratación de máquinas tapa huecos en Bogotá durante la administración del exalcalde Gustavo Petro.
Posada, reconocido por participar en producciones como Francisco el matemático, Rafael Orozco, el ídolo o Nadie es eterno en el mundo, fue citado este martes a audiencia, pero dicha diligencia fue aplazada luego de que su abogado defensor argumentara que le era imposible llegar a la cita.
Los líos del actor con la justicia se radican en haber sido representante legal de la empresa Green Patcher Colombia SAS, la cual recibió un contrato de $11.800 millones de pesos por parte de la Unidad de Mantenimiento de la Malla Vial de Bogotá (UMV) con el fin de traer a la capital vehículos de inyección de asfalto para cubrir cerca de 220.000 huecos en las calles de la ciudad.
El 31 de diciembre de 2013 se anunció que Green Patcher iniciaría las obras.
Pero no se llevó a cabo ninguna licitación.
Posada asegura que fue el representante legal de la empresa en el omento de su constitución, esto es, en mayo de 2013.
Sin embargo, afirma que dejó este cargo en el momento en que se importaron las máquinas, y la empresa pasó a manos de otros accionistas.
Tras esto, dejó de estar vinvulado con la organización.
La Fiscalía asegura que con el contrato entre la Alcaldía y Green Patcher Colombia S.A.S.
hubo desvíos de dineros pertenecientes al Distrito.