Argentina

Mauricio Macri inaugura mañana una obra crucial, el nuevo Puente La Noria

Muchos son complejos y no dependen solo de su voluntad. Un caso fue el del Metrobus de La Matanza, esa escisión civilizatoria que recorre de punta a punta el distrito más grande y uno de los más pobres del país, generando un sentimiento de esperanza (de "sí, se puede") entre los sectores más humildes. Como el Metrobus de La Matanza, como tantas obras y rutas inauguradas por Macri en todo el país, el nuevo Puente La Noria fue prometido y empezado durante los años K, nunca terminado. Cuando este Gobierno retomó el proyecto, solo se había avanzado un 9%, a pesar de que en el 2010 se había detectado que "la zona era un completo caos, porque además del incremento del flujo vehicular, la Provincia construyó una terminal de colectivos de mediana y larga distancia al costado del Camino Negro, a lo que se sumó un Casino", explicó el Ministerio de Transporte de la Nación. Estas inauguraciones quizás permitan comprender mejor de qué se trata la política de "cercanía" que pregona el Gobierno en su comunicación. "La ideología de un gobierno en democracia es crear foros de discusión", repite el secretario de Integración Cultural y Federal, Iván Petrella. Claro que todavía hay que contar los votos del 22 de octubre. Sin embargo, ya planifican las elecciones del 2019 en varios distritos donde la tienen difícil, como el caso de La Rioja, donde Macri fue a bendecir una alianza entre el radicalismo de Julio Martínez y el peronismo de Alberto Paredes para las elecciones a gobernador… que serán dentro de dos años. Parece que la mano derecha de la gobernadora María Eugenia Vidal, el jefe de Gabinete bonaerense Federico Salvai, mandó a enfriar las expectativas que había generado una encuesta de la provincia de Buenos Aires realizada por el equipo de Jaime Durán Barba donde la diferencia entre Esteban Bullrich y Cristina Kirchner es de 7%: "En las encuestas que hacemos nosotros estamos ganando, pero dentro del error estadístico.

Muchos son complejos y no dependen solo de su voluntad.
Un caso fue el del Metrobus de La Matanza, esa escisión civilizatoria que recorre de punta a punta el distrito más grande y uno de los más pobres del país, generando un sentimiento de esperanza (de “sí, se puede”) entre los sectores más humildes.
Como el Metrobus de La Matanza, como tantas obras y rutas inauguradas por Macri en todo el país, el nuevo Puente La Noria fue prometido y empezado durante los años K, nunca terminado.
Cuando este Gobierno retomó el proyecto, solo se había avanzado un 9%, a pesar de que en el 2010 se había detectado que “la zona era un completo caos, porque además del incremento del flujo vehicular, la Provincia construyó una terminal de colectivos de mediana y larga distancia al costado del Camino Negro, a lo que se sumó un Casino”, explicó el Ministerio de Transporte de la Nación.
Estas inauguraciones quizás permitan comprender mejor de qué se trata la política de “cercanía” que pregona el Gobierno en su comunicación. “La ideología de un gobierno en democracia es crear foros de discusión”, repite el secretario de Integración Cultural y Federal, Iván Petrella.
Claro que todavía hay que contar los votos del 22 de octubre. Sin embargo, ya planifican las elecciones del 2019 en varios distritos donde la tienen difícil, como el caso de La Rioja, donde Macri fue a bendecir una alianza entre el radicalismo de Julio Martínez y el peronismo de Alberto Paredes para las elecciones a gobernador… que serán dentro de dos años.
Parece que la mano derecha de la gobernadora María Eugenia Vidal, el jefe de Gabinete bonaerense Federico Salvai, mandó a enfriar las expectativas que había generado una encuesta de la provincia de Buenos Aires realizada por el equipo de Jaime Durán Barba donde la diferencia entre Esteban Bullrich y Cristina Kirchner es de 7%: “En las encuestas que hacemos nosotros estamos ganando, pero dentro del error estadístico.