Colombia

“Mi hija nunca tuvo problemas con las drogas”: general (r) Cabrera

Pasados ocho días de la muerte de Andrea Cabrera, el general (r) del Ejército Fabricio Cabrera insistió en que su hija fue asesinada y sugirió que le habrían agregado éxtasis a su licor, al parecer con intenciones sexuales. Cumplidos ocho días de la muerte de la joven Andrea Cabrera –quien falleció el pasado 4 de febrero tras haber consumido una mezcla de éxtasis (metanfetaminas) y alcohol, según dictaminó Medicina Legal– este lunes su padre, el general (r) del Ejército Fabricio Cabrera, insistió en que detrás de su muerte hubo manos criminales y reivindicó que la joven no era una consumidora de drogas. El general (r), quien se declaró confiado de la investigación que adelanta la Fiscalía en relación con la muerte de la joven, señaló que “ni por curiosidad” su hija habría probado algún tipo de droga y manifestó las amigas con las que departía su hija eran “niñas bien”: “Ella tenía claridad de todo lo que significaba el tema de las drogas (…) Ella no va a consumir éxtasis voluntariamente, el informe da cuenta que no tenían ningún otro tipo de sustancia en su cuerpo. Sé cómo he formado a mi hija”, agregó. El abogado Jaime Granados, apoderado de la familia de la víctima, dice que no solo tiene cómo probar que María Andrea no consumía drogas, sino que cree que se trató de un homicidio. Por eso, la teoría de Granados apunta en una sola dirección: los acompañantes de la joven le habrían echado las metanfetaminas en el trago que ella consumía. Aunque Granados parece tener clara su hipótesis, abrió un debate alrededor de la versión de los hechos e insinuó que la Policía posiblemente intentaba desviar la atención en este caso. Hay que esperar los resultados de Medicina Legal para saber si nos reafirmamos en esta hipótesis o si abrimos otra línea de investigación”. Aunque Penilla dejó la puerta abierta a nuevas hipótesis mientras avanza la investigación, Granados indicó que la información preliminar suministrada por la Policía, el mismo día de los hechos, no concordaría con la que ellos lograron recopilar. “Hay evidencia incontrastable que muestra que las niñas llegaron al apartamento, donde estaba la madre de una de ellas, solas y sin ningún acompañante”.

Pasados ocho días de la muerte de Andrea Cabrera, el general (r) del Ejército Fabricio Cabrera insistió en que su hija fue asesinada y sugirió que le habrían agregado éxtasis a su licor, al parecer con intenciones sexuales.
Cumplidos ocho días de la muerte de la joven Andrea Cabrera –quien falleció el pasado 4 de febrero tras haber consumido una mezcla de éxtasis (metanfetaminas) y alcohol, según dictaminó Medicina Legal– este lunes su padre, el general (r) del Ejército Fabricio Cabrera, insistió en que detrás de su muerte hubo manos criminales y reivindicó que la joven no era una consumidora de drogas.
El general (r), quien se declaró confiado de la investigación que adelanta la Fiscalía en relación con la muerte de la joven, señaló que “ni por curiosidad” su hija habría probado algún tipo de droga y manifestó las amigas con las que departía su hija eran “niñas bien”: “Ella tenía claridad de todo lo que significaba el tema de las drogas (…) Ella no va a consumir éxtasis voluntariamente, el informe da cuenta que no tenían ningún otro tipo de sustancia en su cuerpo.
Sé cómo he formado a mi hija”, agregó.
El abogado Jaime Granados, apoderado de la familia de la víctima, dice que no solo tiene cómo probar que María Andrea no consumía drogas, sino que cree que se trató de un homicidio.
Por eso, la teoría de Granados apunta en una sola dirección: los acompañantes de la joven le habrían echado las metanfetaminas en el trago que ella consumía.
Aunque Granados parece tener clara su hipótesis, abrió un debate alrededor de la versión de los hechos e insinuó que la Policía posiblemente intentaba desviar la atención en este caso.
Hay que esperar los resultados de Medicina Legal para saber si nos reafirmamos en esta hipótesis o si abrimos otra línea de investigación”.
Aunque Penilla dejó la puerta abierta a nuevas hipótesis mientras avanza la investigación, Granados indicó que la información preliminar suministrada por la Policía, el mismo día de los hechos, no concordaría con la que ellos lograron recopilar.
“Hay evidencia incontrastable que muestra que las niñas llegaron al apartamento, donde estaba la madre de una de ellas, solas y sin ningún acompañante”.