Uncategorized

Se agota la paciencia en las escuelas tras otra veintena de amenazas de bomba

Lo que pasó ayer marcó un nuevo récord de intimidaciones públicas en las escuelas de La Plata, Ensenada y Berisso -donde anoche la Policía demoró a otro sospechoso, un joven de 13 años, durante un allanamiento-. Mientras tanto, en las comunidades educativas se agota la paciencia ante la incapacidad de las autoridades para ponerle fin a la saga de amenazas: por caso, ayer en Berisso los padres autoconvocados volvieron a manifestarse en la avenida Montevideo para expresar su fastidio y creciente preocupación. Hubo dos procedimientos: en 175 entre 29 y 30 y en 157 entre 17 y 18 en Berisso, siendo esta última dirección donde dieron con el supuesto autor de distintos llamados amenazantes, un joven de 13 años. Como se recordará, el jueves, en otro fuerte operativo del que participaron efectivos de la comisaría Primera, de la Jefatura Departamental La Plata y de la Dirección de Explosivos, fue demorado un adolescente de 14 años, alumno del Normal 1, acusado de ser el presunto autor de llamados intimidatorios a ese establecimiento. Los chicos del Normal 1, por caso, debieron ser evacuados nuevamente. En tanto que Berisso sigue siendo una de las zonas más castigadas por estos episodios. Consultadas autoridades de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense sobre esta problemática, indicaron que “estamos de acuerdo con la visibilización de esta situación porque es un delito”, al tiempo que se remarcó que se seguirá trabajando en la aplicación del protocolo implementado el año pasado, según el cual los directores de las escuelas tienen la obligación de hacer la denuncia para que la Justicia intervenga, y a la “concientización” con los alumnos, centros de estudiantes y familias. Las autoridades municipales presentaron entre sus propuestas y “bajo la consideración de la emergencia que amerita este caso”, la posibilidad de que todas las denuncias por los hechos de amenazas a los establecimientos escolares, se centralicen en una sola Fiscalía, con el objetivo de agilizar las investigaciones correspondientes. La Justicia tiene más sospechosos y ya se preparan nuevos operativos en la Región Por otro lado, en las últimas horas Nedela recibió también a padres de alumnos de escuelas afectadas por amenazas intimidatorias. En tanto, desde el Municipio se anunció una serie de medidas que incluyen el refuerzo de presencia policial en las escuelas que se vean afectadas, la conformación de una comisión de padres que tendrán línea directa de comunicación con la Secretaría de Gobierno, la realización de reuniones con padres de escuelas afectadas, mientras se mantienen las investigaciones junto a fuerzas de la Policía Bonaerense y el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires.

Nada parece ponerle fin a la escalada de falsas amenazas de bomba que jaquea, desde hace varias semanas, la actividad de distintos establecimientos educativos de la Región.

Volvieron a evacuar el Normal 1, por otra falsa amenaza. fue el día después de que un adolescente de 14 años quedara imputado por los llamados

Lo que pasó ayer marcó un nuevo récord de intimidaciones públicas en las escuelas de La Plata, Ensenada y Berisso -donde anoche la Policía demoró a otro sospechoso, un joven de 13 años, durante un allanamiento-. Entre ambos turnos, hubo una veintena de llamados al 911 alertado sobre la supuesta presencia de artefactos explosivos. Como suele ocurrir, en todos los casos los avisos resultaron ser falsos. Pero provocaron que las sedes educativas deban ser evacuadas, con la consiguiente pérdida de horas de clase y ocasionando innecesarios gastos de miles de pesos para las arcas públicas por el costo de los operativos.

Mientras tanto, en las comunidades educativas se agota la paciencia ante la incapacidad de las autoridades para ponerle fin a la saga de amenazas: por caso, ayer en Berisso los padres autoconvocados volvieron a manifestarse en la avenida Montevideo para expresar su fastidio y creciente preocupación. “Berisso dice Basta de amenazas, solución ya”, se leía en alguno de los carteles que exhibían los manifestantes.

En Berisso los padres están movilizados por las amenazas / whatsapp

A través de un comunicado que llegó a este diario, un “Grupo de Padres Autoconvocados” señaló: “Los padres de alumnos de los diferentes colegios de la ciudad de Berisso, nos autoconvocamos para hacer visible la problemática que venimos atravesando con nuestros hijos hace más de un mes, donde no se está garantizando ni la educación ni la seguridad de nuestros hijos”, aseguran, y agregan que “después de la reunión de ayer con el intendente (Jorge Nedela) vemos que esta problemática no se está disipando, sino que se profundiza. Hoy amanecimos con más 5 colegios amenazados. Esto no se puede sostener más. Necesitamos intervención ya”.

Por ahora, los avances en las causas judiciales no consiguen contener la seguidilla de llamados intimidatorios. Anoche la Justicia sumó un nuevo sospechoso. Fue durante allanamientos solicitados por la fiscal Cecilia Corfield y autorizados por el Juzgado de Garantías Nº6, de Fernando Mateos. Hubo dos procedimientos: en 175 entre 29 y 30 y en 157 entre 17 y 18 en Berisso, siendo esta última dirección donde dieron con el supuesto autor de distintos llamados amenazantes, un joven de 13 años. El celular, marca Samsung, quedó incautado.

Como se recordará, el jueves, en otro fuerte operativo del que participaron efectivos de la comisaría Primera, de la Jefatura Departamental La Plata y de la Dirección de Explosivos, fue demorado un adolescente de 14 años, alumno del Normal 1, acusado de ser el presunto autor de llamados intimidatorios a ese establecimiento.

Sin embargo, ayer la Región amaneció con una nueva ola de ameanzas…