Chile

Se suben a una ballena muerta para sacarse fotos y la rayan para dejar un mensaje

Las olas arrastraron un ejemplar sin vida hasta la playa en Punta Delgada, a 100 metros de una capitanía de puerto de la Armada chilena y del sector donde llegan argentinos y chilenos para cruzar en una barcaza a Tierra del Fuego, a Río Grande y Ushuaia, en el caso de los argentinos. Aguayo, veterinario y experto en mamíferos marinos del Instituto Chileno Antártico, tampoco había visto nunca lo que algunos curiosos hicieron con el animal: se subieron a él para sacarse fotos, le dieron patadas y en la aleta de cola le rayaron, con una piedra y en mayúsculas, la leyenda: "ANA TE AMO". Gabriela Garrido, investigadora del Museo de Historia Natural Río Seco, fue una de las primeras científicas que llegó a trabajar en el lugar. La ballena muerta estaba rodeada de unas cincuenta personas. Una ballena azul de 21 Mts varo en el sector de Punta Delgada, a 117 kms de Punta Arenas, el cetáceo estaba rayado con dedicatorias, cortes profundos en su piel y dos mujeres fotografiándose encima de su cuerpo #RespetoAnimal pic.twitter.com/l3GoWuSShq — Rodrigo Saavedra (@rodrigo_sm) 18 de febrero de 2018 La foto de un par de jóvenes sobre la ballena azul y la del rayado en la cola se viralizaron en las redes sociales y generaron rechazo unánime. La causa de muerte, según Aguayo, probablemente es la inanición, pues el cuerpo no tiene magulladuras producidas por algún golpe contra embarcaciones. La importancia del hallazgo para la ciencia es que si bien esta especie habita todas las aguas en el mundo, la zona de alimentación llega hasta el Golfo Corcovado por el lado chileno (al sur de Chiloé), bastante más al norte que Punta Arenas, la ciudad más cercana a Punta Delgada (a unos 170 kilómetros). Patricio Díaz, director regional en Magallanes del Servicio Nacional de Pesca de Chile, contó a La Nación que el sábado, cuando fueron informados del hallazgo, concurrieron hasta Punta Delgada y el rayado ya estaba. Gabriela Garrido agregó que los cortes que tiene en la piel el animal son propios de su historia de vida y del roce con las piedras en la playa. El rayado, explicó, fue realizado con una piedra.

Las olas arrastraron un ejemplar sin vida hasta la playa en Punta Delgada, a 100 metros de una capitanía de puerto de la Armada chilena y del sector donde llegan argentinos y chilenos para cruzar en una barcaza a Tierra del Fuego, a Río Grande y Ushuaia, en el caso de los argentinos.
Aguayo, veterinario y experto en mamíferos marinos del Instituto Chileno Antártico, tampoco había visto nunca lo que algunos curiosos hicieron con el animal: se subieron a él para sacarse fotos, le dieron patadas y en la aleta de cola le rayaron, con una piedra y en mayúsculas, la leyenda: “ANA TE AMO”.
Gabriela Garrido, investigadora del Museo de Historia Natural Río Seco, fue una de las primeras científicas que llegó a trabajar en el lugar.
La ballena muerta estaba rodeada de unas cincuenta personas.
Una ballena azul de 21 Mts varo en el sector de Punta Delgada, a 117 kms de Punta Arenas, el cetáceo estaba rayado con dedicatorias, cortes profundos en su piel y dos mujeres fotografiándose encima de su cuerpo #RespetoAnimal pic.twitter.com/l3GoWuSShq — Rodrigo Saavedra (@rodrigo_sm) 18 de febrero de 2018 La foto de un par de jóvenes sobre la ballena azul y la del rayado en la cola se viralizaron en las redes sociales y generaron rechazo unánime.
La causa de muerte, según Aguayo, probablemente es la inanición, pues el cuerpo no tiene magulladuras producidas por algún golpe contra embarcaciones.
La importancia del hallazgo para la ciencia es que si bien esta especie habita todas las aguas en el mundo, la zona de alimentación llega hasta el Golfo Corcovado por el lado chileno (al sur de Chiloé), bastante más al norte que Punta Arenas, la ciudad más cercana a Punta Delgada (a unos 170 kilómetros).
Patricio Díaz, director regional en Magallanes del Servicio Nacional de Pesca de Chile, contó a La Nación que el sábado, cuando fueron informados del hallazgo, concurrieron hasta Punta Delgada y el rayado ya estaba.
Gabriela Garrido agregó que los cortes que tiene en la piel el animal son propios de su historia de vida y del roce con las piedras en la playa.
El rayado, explicó, fue realizado con una piedra.