Peru

Sonia Medina sobre Abimael Guzmán: Como se lo dije en su cara, no le tengo miedo

Procuradora antidrogas denunció haber sido amenazada por el cabecilla terrorista La procuradora antidrogas Sonia Medina aseguró que no se dejará amedrentar por la cúpula de Sendero Luminoso, encabezada por el preso Abimael Guzmán, a quien sostuvo, le dijo en su cara que no le tiene miedo. Medina Calvo indicó que participó ayer en el juicio oral por el atetado en la calle Tarata ocurrido en 1992 en Miraflores, porque es su competencia, dado que el caso implica terrorismo y narcotráfico. “Cuando [Abimael] Guzmán se retiraba, se paró frente a mí y profirió ese mensaje, me dijo: usted no sabe con quién se ha metido y, en un ademán de mano, de repente es mi percepción, no lo sé, la Sala verá el video en la próxima audiencia; yo lo sentí así, una amenaza”, aseguró a Andina. “Dejé constancia de ello por lo que fuese a suceder. Dejé constancia no para magnificar las cosas, créame que no hubiera querido que se llegue a esto. Estaba en mi derecho de hacerlo saber a la sala”, añadió. En otro momento, reveló que cuando le tocó interrogar al congresista Marco Miyashiro, exjefe del grupo GEIN que capturó a Abimael Guzmán, los abogados y los propios procesados intentaron impedirlo de manera “altisonante, insolente e irreverente”. “La cúpula que estaba ahí se molestó. La justificación, a mi entender, es que a ellos se les puede imputar todo lo que sea terrorismo y no narcotráfico, eso sería contrario a sus fundamentos, pero lo real, y la historia lo tiene registrado así, son los vínculos del narcotráfico y Sendero Luminoso”, afirmó Sonia Medina. LEE: Caso Tarata: Abimael Guzmán podría recibir segunda cadena perpetua Finalmente, la procuradora antidrogas precisó que la conducta de los abogados de los senderistas en las audiencias es insolente y obstruccionista.

Procuradora antidrogas denunció haber sido amenazada por el cabecilla terrorista La procuradora antidrogas Sonia Medina aseguró que no se dejará amedrentar por la cúpula de Sendero Luminoso, encabezada por el preso Abimael Guzmán, a quien sostuvo, le dijo en su cara que no le tiene miedo.
Medina Calvo indicó que participó ayer en el juicio oral por el atetado en la calle Tarata ocurrido en 1992 en Miraflores, porque es su competencia, dado que el caso implica terrorismo y narcotráfico.
“Cuando [Abimael] Guzmán se retiraba, se paró frente a mí y profirió ese mensaje, me dijo: usted no sabe con quién se ha metido y, en un ademán de mano, de repente es mi percepción, no lo sé, la Sala verá el video en la próxima audiencia; yo lo sentí así, una amenaza”, aseguró a Andina.
“Dejé constancia de ello por lo que fuese a suceder.
Dejé constancia no para magnificar las cosas, créame que no hubiera querido que se llegue a esto.
Estaba en mi derecho de hacerlo saber a la sala”, añadió.
En otro momento, reveló que cuando le tocó interrogar al congresista Marco Miyashiro, exjefe del grupo GEIN que capturó a Abimael Guzmán, los abogados y los propios procesados intentaron impedirlo de manera “altisonante, insolente e irreverente”.
“La cúpula que estaba ahí se molestó.
La justificación, a mi entender, es que a ellos se les puede imputar todo lo que sea terrorismo y no narcotráfico, eso sería contrario a sus fundamentos, pero lo real, y la historia lo tiene registrado así, son los vínculos del narcotráfico y Sendero Luminoso”, afirmó Sonia Medina.
LEE: Caso Tarata: Abimael Guzmán podría recibir segunda cadena perpetua Finalmente, la procuradora antidrogas precisó que la conducta de los abogados de los senderistas en las audiencias es insolente y obstruccionista.