Colombia

Urabá perdió la paciencia porque el Gobierno no atendió el paro pacífico, dice un líder

Las poblaciones de Chigorodó, Turbo, Carepa y Apartadó, en la región del Urabá, fueron bloqueadas debido al paro que comenzó el miércoles por el cobro de dos nuevos peajes en la vía que las conecta y que deja hasta el momento dos personas muertas. El comandante de la Policía del Urabá, coronel Luis Soler, detalló que las manifestaciones dejan además varias propiedades y establecimientos comerciales afectados y vías principales cerradas, así como diez personas capturadas. De igual manera, una de las casetas de peaje fue quemada por los manifestantes además de una patrulla de Policía. Consulte aquí: Alcalde de Turbo: ANI suspende cobro de peajes en Urabá “Cuando la gente vio que el Gobierno no atendió el llamado con el paro pacífico” se presentaron las vías de hecho, dijo Jaime Urrea, vocero del comité, quien agregó que al ver esto su organización hizo un llamado para que se levantara el cese de actividades. El representante afirmó además que desde el comité rechazan cualquier actividad violenta y lamentó que las manifestaciones sean aprovechadas por “otros actores del pasado histórico violento de la región que las ven como combustible”. En el Urabá tiene fuerte presencia la mayor banda criminal del país, el Clan del Golfo, así como otros grupos narcotraficantes, que intentan sacar la droga de Colombia por la frontera con Panamá, y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN). Asimismo denunció que a través de una demanda “están buscando todas las formas de poner” a los integrantes del comité “presos”. Sobre ese tema, el coronel Soler afirmó que formuló denuncias contra líderes del Comité Ciudadano y otras personas que, a su juicio, “son los responsables directos de lo que está sucediendo y tienen que responder por esos hechos”. El alcalde del municipio de Apartadó, Eliecer Arteaga, aseguró que en su municipio están “bloqueados, sitiados, no hay vías hacia Carepa, no hay salida hacia Turbo por la quema de llantas que se está haciendo en toda la vía”. La protesta además tiene paralizado “el comercio, las iglesias y los bancos están cerrados”, alertó la presidenta del movimiento Unión Patriótica en Apartadó, Esneda López, quien añadió que cortarán el servicio domiciliario de gas y las personas se están abasteciendo de alimentos ante una futura escasez.

Las poblaciones de Chigorodó, Turbo, Carepa y Apartadó, en la región del Urabá, fueron bloqueadas debido al paro que comenzó el miércoles por el cobro de dos nuevos peajes en la vía que las conecta y que deja hasta el momento dos personas muertas.
El comandante de la Policía del Urabá, coronel Luis Soler, detalló que las manifestaciones dejan además varias propiedades y establecimientos comerciales afectados y vías principales cerradas, así como diez personas capturadas.
De igual manera, una de las casetas de peaje fue quemada por los manifestantes además de una patrulla de Policía.
Consulte aquí: Alcalde de Turbo: ANI suspende cobro de peajes en Urabá “Cuando la gente vio que el Gobierno no atendió el llamado con el paro pacífico” se presentaron las vías de hecho, dijo Jaime Urrea, vocero del comité, quien agregó que al ver esto su organización hizo un llamado para que se levantara el cese de actividades.
El representante afirmó además que desde el comité rechazan cualquier actividad violenta y lamentó que las manifestaciones sean aprovechadas por “otros actores del pasado histórico violento de la región que las ven como combustible”.
En el Urabá tiene fuerte presencia la mayor banda criminal del país, el Clan del Golfo, así como otros grupos narcotraficantes, que intentan sacar la droga de Colombia por la frontera con Panamá, y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).
Asimismo denunció que a través de una demanda “están buscando todas las formas de poner” a los integrantes del comité “presos”.
Sobre ese tema, el coronel Soler afirmó que formuló denuncias contra líderes del Comité Ciudadano y otras personas que, a su juicio, “son los responsables directos de lo que está sucediendo y tienen que responder por esos hechos”.
El alcalde del municipio de Apartadó, Eliecer Arteaga, aseguró que en su municipio están “bloqueados, sitiados, no hay vías hacia Carepa, no hay salida hacia Turbo por la quema de llantas que se está haciendo en toda la vía”.
La protesta además tiene paralizado “el comercio, las iglesias y los bancos están cerrados”, alertó la presidenta del movimiento Unión Patriótica en Apartadó, Esneda López, quien añadió que cortarán el servicio domiciliario de gas y las personas se están abasteciendo de alimentos ante una futura escasez.