Argentina

Urtubey sobre el aborto: “Lo primero que hay que hacer es despenalizar”

No es grato aumentar tarifas, lo que pasa es que pretender descargar la responsabilidad cuando el aumento de la tarifa tiene una envergadura tan grande pretender que se resuelva bajando uno o dos puntos de un impuesto municipal o lo que sea me parece que es en alguna medida correr la atención. Entonces por eso es que nosotros no teníamos esos impuestos. Nosotros tenemos una política monetaria, tenemos una política vinculada a sectores productivos, tenemos una política fiscal, y me da la sensación que no hay una adecuada coordinación de metas entre esas cosas y a veces compiten entre sí. Lamentablemente, en materia de política económica en la Argentina abusamos de la política cambiaria, en el mejor de los casos política monetaria, como única herramienta de política económica. Y me parece que eso, pero no es un problema de este Gobierno, quiero ser honesto, es un problema de hace 50 años de la Argentina. Para mí el peronismo debe plantear una instancia superadora, salir de la lógica de ser un partido de poder, una especie del viejo PRI previo a la profunda reforma que tuvieron, y empezar a pensar en una expresión de la sociedad más moderna. — Sí… en realidad, como siempre pasa en política, la mejor forma de lograr el paso al costado de alguien es ganarle. Al final del camino lo que yo quiero es un peronismo, y en lo posible una política argentina, que corra al kirchnerismo como eje referencial. Pero si no hay que pensar en qué queremos para Argentina, no en cómo volvemos para atrás. — No, es que la Argentina ya no es más la de los 90.

No es grato aumentar tarifas, lo que pasa es que pretender descargar la responsabilidad cuando el aumento de la tarifa tiene una envergadura tan grande pretender que se resuelva bajando uno o dos puntos de un impuesto municipal o lo que sea me parece que es en alguna medida correr la atención.
Entonces por eso es que nosotros no teníamos esos impuestos.
Nosotros tenemos una política monetaria, tenemos una política vinculada a sectores productivos, tenemos una política fiscal, y me da la sensación que no hay una adecuada coordinación de metas entre esas cosas y a veces compiten entre sí.
Lamentablemente, en materia de política económica en la Argentina abusamos de la política cambiaria, en el mejor de los casos política monetaria, como única herramienta de política económica.
Y me parece que eso, pero no es un problema de este Gobierno, quiero ser honesto, es un problema de hace 50 años de la Argentina.
Para mí el peronismo debe plantear una instancia superadora, salir de la lógica de ser un partido de poder, una especie del viejo PRI previo a la profunda reforma que tuvieron, y empezar a pensar en una expresión de la sociedad más moderna.
— Sí… en realidad, como siempre pasa en política, la mejor forma de lograr el paso al costado de alguien es ganarle.
Al final del camino lo que yo quiero es un peronismo, y en lo posible una política argentina, que corra al kirchnerismo como eje referencial.
Pero si no hay que pensar en qué queremos para Argentina, no en cómo volvemos para atrás.
— No, es que la Argentina ya no es más la de los 90.