Mexico

Competir contra hombres no me pone en desventaja: Margarita Zavala

Rechazó que esa circunstancia sea una desventaja u obstáculo en su intención de ganar las elecciones para la Presidencia de la República el 1 de julio próximo, “primero, porque eso generó que miles y miles de mujeres me firmaran y me acompañaran y (segundo) porque el hecho de que sea mujer también me da una sensibilidad especial en la vida diaria”. La implicación de fondo además de lo que significa para los hombres y las mujeres es que nos va a ir mejor. Margarita Zavala adelantó que hará una campaña en la que llevará el mensaje que apele a los valores en los que cree, los cuales citó: El respeto a la dignidad de la persona humana, porque sé que el origen y destino de toda la actividad política es la persona; la libertad, porque es la base de una sociedad viva; la búsqueda del bien común con sus dos principios: subsidiariedad y solidaridad, porque hoy más que nunca debemos entender que la sociedad organizada es indispensable para mejorar la labor del gobierno; una economía al servicio de la persona, porque no es posible que la riqueza y los recursos de este gran país sigan retenidos en manos de unos cuantos; la ética, la verdad y la justicia, porque la vida pública de México exige integridad, honestidad y un apego irrestricto a la ley. Anaya tiene que dar explicaciones Zavala Gómez del Campo comentó que una vez que empiece la campaña va a ir “por todos”: por panistas y no panistas, que lo que la va a distinguir no es una credencial o una filiación, con todo lo que implican, sino quien tenga la causa de la dignidad de la persona humana, que tenga las causas de bien común, así como de la honestidad en la vida pública y diaria. Luego, en franca referencia al candidato presidencial del PAN, dijo que quien aspire a dirigir este país debe tener honestidad y congruencia entre lo que se dice con lo que se hace; honestidad en la vida pública, debe ser congruente con lo que se quiere. No le alcanza para quien sólo se ha dedicado al servicio público”. Dijo que eso lo tendrá que explicar, y si sabía que eso era y por eso no lo había manifestado, es una gran irresponsabilidad con el partido que le dio un lugar y con el país: sin embargo, dijo que de las decisiones personales relacionadas con permanecer o no en la contienda, que se encargue él, su congruencia y su honorabilidad. Recalcó que el pueblo de México tiene derecho a pedir honestidad de la persona que aspira a ser presidente de la República, y más en la vida del servicio público; tiene todo el derecho a pedir explicaciones y a que le digan la verdad. Yo no juzgo pero de lo que me ha tocado en la vida me parece imposible que de un día para otro dé ese golpe maestro para que algo valga tantas veces más de lo que lo compró, más de cinco, más de seis, y llegue a unas cantidades que a lo mejor para unos son normales, pero para la gran mayoría de nuestro país son muchos millones que no alcanzan con sólo servicio público. Que no dé igual llegar con atropellos que sin ellos; que no dé igual llegar con ciudadanos que sin ciudadanos.Para eso son las campañas: para conocernos y saber de qué pie cojean, indicó.

Rechazó que esa circunstancia sea una desventaja u obstáculo en su intención de ganar las elecciones para la Presidencia de la República el 1 de julio próximo, “primero, porque eso generó que miles y miles de mujeres me firmaran y me acompañaran y (segundo) porque el hecho de que sea mujer también me da una sensibilidad especial en la vida diaria”.
La implicación de fondo además de lo que significa para los hombres y las mujeres es que nos va a ir mejor.
Margarita Zavala adelantó que hará una campaña en la que llevará el mensaje que apele a los valores en los que cree, los cuales citó: El respeto a la dignidad de la persona humana, porque sé que el origen y destino de toda la actividad política es la persona; la libertad, porque es la base de una sociedad viva; la búsqueda del bien común con sus dos principios: subsidiariedad y solidaridad, porque hoy más que nunca debemos entender que la sociedad organizada es indispensable para mejorar la labor del gobierno; una economía al servicio de la persona, porque no es posible que la riqueza y los recursos de este gran país sigan retenidos en manos de unos cuantos; la ética, la verdad y la justicia, porque la vida pública de México exige integridad, honestidad y un apego irrestricto a la ley.
Anaya tiene que dar explicaciones Zavala Gómez del Campo comentó que una vez que empiece la campaña va a ir “por todos”: por panistas y no panistas, que lo que la va a distinguir no es una credencial o una filiación, con todo lo que implican, sino quien tenga la causa de la dignidad de la persona humana, que tenga las causas de bien común, así como de la honestidad en la vida pública y diaria.
Luego, en franca referencia al candidato presidencial del PAN, dijo que quien aspire a dirigir este país debe tener honestidad y congruencia entre lo que se dice con lo que se hace; honestidad en la vida pública, debe ser congruente con lo que se quiere.
No le alcanza para quien sólo se ha dedicado al servicio público”.
Dijo que eso lo tendrá que explicar, y si sabía que eso era y por eso no lo había manifestado, es una gran irresponsabilidad con el partido que le dio un lugar y con el país: sin embargo, dijo que de las decisiones personales relacionadas con permanecer o no en la contienda, que se encargue él, su congruencia y su honorabilidad.
Recalcó que el pueblo de México tiene derecho a pedir honestidad de la persona que aspira a ser presidente de la República, y más en la vida del servicio público; tiene todo el derecho a pedir explicaciones y a que le digan la verdad.
Yo no juzgo pero de lo que me ha tocado en la vida me parece imposible que de un día para otro dé ese golpe maestro para que algo valga tantas veces más de lo que lo compró, más de cinco, más de seis, y llegue a unas cantidades que a lo mejor para unos son normales, pero para la gran mayoría de nuestro país son muchos millones que no alcanzan con sólo servicio público.
Que no dé igual llegar con atropellos que sin ellos; que no dé igual llegar con ciudadanos que sin ciudadanos.Para eso son las campañas: para conocernos y saber de qué pie cojean, indicó.