Peru

Empleados del Poder Judicial, abogados y médicos figuran en supuesta red criminal

La Fiscalía Contra el Crimen Organizado sindica como cabecilla de esta organización a Luis León More, quien cumple prisión preventiva en el penal de Piura por el caso del “Comandante Mela”. El mandato de detención preliminar judicial, allanamiento e incautación se emitió el 27 de setiembre y fue firmado por el juez Manuel Francisco Fernández Reforme, del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria, para que se detenga a 19 personas, a quienes la Fecor los investigaba por presuntamente pertenecer a la organización criminal “Los Ilegales”, cuyo cabecilla sería el abogado Luis Alberto León More. Cuentan con pruebas de que estos personajes supuestamente habrían incurrido en los delitos contra la administración pública: cohecho en sus distintas modalidades, tráfico de influencias y fraude procesal; así como delitos contra la función jurisdiccional: fraude procesal, obstrucción a la justicia; contra la fe pública: expedición de certificado médico falso y falsedad ideológica. LOS INTEGRANTES. De acuerdo al organigrama realizado por la fiscal Fanny García Caro, el segundo en esta red criminal era Luis Yershinio Ordinola Gutiérrez, quien para la Fiscalía, en su calidad de asistente del abogado Luis León More, conocía los tratos ilícitos que este habría realizado. En la operación también se capturó a Ernesto León Sánchez, (a) “Gringo”, quien tenía la función de captar clientes para la organización y también cumplía el rol de intermediario del cabecilla con personas que se encuentren inmersos en procesos judiciales. Dentro de los presuntos integrantes de “Los Ilegales” figuran dos trabajadores de la Corte Superior de Justicia de Piura; uno de ellos identificado como Jorge Luis Guerrero Marchán. Según la investigación, Guerrero Marchán se valía de su puesto en la mesa de partes para obtener una resolución judicial a favor de los patrocinados del investigado Luis Alberto León More, incurriendo en la comisión de actos de corrupción de funcionarios. Otro de los trabajadores del Poder Judicial que fue intervenido es Francisco Pacherres Siancas (a) “Pancho”, quien cumplía el rol de direccionar el ingreso de expedientes judiciales para que sean conocidos en determinado órgano jurisdiccional.

La Fiscalía Contra el Crimen Organizado sindica como cabecilla de esta organización a Luis León More, quien cumple prisión preventiva en el penal de Piura por el caso del “Comandante Mela”.
El mandato de detención preliminar judicial, allanamiento e incautación se emitió el 27 de setiembre y fue firmado por el juez Manuel Francisco Fernández Reforme, del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria, para que se detenga a 19 personas, a quienes la Fecor los investigaba por presuntamente pertenecer a la organización criminal “Los Ilegales”, cuyo cabecilla sería el abogado Luis Alberto León More.
Cuentan con pruebas de que estos personajes supuestamente habrían incurrido en los delitos contra la administración pública: cohecho en sus distintas modalidades, tráfico de influencias y fraude procesal; así como delitos contra la función jurisdiccional: fraude procesal, obstrucción a la justicia; contra la fe pública: expedición de certificado médico falso y falsedad ideológica.
LOS INTEGRANTES. De acuerdo al organigrama realizado por la fiscal Fanny García Caro, el segundo en esta red criminal era Luis Yershinio Ordinola Gutiérrez, quien para la Fiscalía, en su calidad de asistente del abogado Luis León More, conocía los tratos ilícitos que este habría realizado.
En la operación también se capturó a Ernesto León Sánchez, (a) “Gringo”, quien tenía la función de captar clientes para la organización y también cumplía el rol de intermediario del cabecilla con personas que se encuentren inmersos en procesos judiciales.
Dentro de los presuntos integrantes de “Los Ilegales” figuran dos trabajadores de la Corte Superior de Justicia de Piura; uno de ellos identificado como Jorge Luis Guerrero Marchán.
Según la investigación, Guerrero Marchán se valía de su puesto en la mesa de partes para obtener una resolución judicial a favor de los patrocinados del investigado Luis Alberto León More, incurriendo en la comisión de actos de corrupción de funcionarios.
Otro de los trabajadores del Poder Judicial que fue intervenido es Francisco Pacherres Siancas (a) “Pancho”, quien cumplía el rol de direccionar el ingreso de expedientes judiciales para que sean conocidos en determinado órgano jurisdiccional.