Venezuela

En plena hiperinflación, Maduro lanza un bono de Carnaval a sus votantes

Caracas - Las negociaciones en Santo Domingo van por un lado y la precampaña compulsiva del chavismo, por otro, como si se tratase de un país distinto. Nicolás Maduro anunció un nuevo "regalo presidencial" especial para Carnaval, que consiste en la entrega de 700,000 bolívares ($3 aproximadamente) para ocho millones de personas. Los beneficiados desde el próximo lunes son los "compatriotas" que dispongan del carnet de la patria, herramienta de control social puesta en marcha por el chavismo el año pasado. "Este bono es para que nadie pueda amargarle el Carnaval al pueblo de Venezuela. Ellos (la oposición y el imperialismo) le hacen la guerra al pueblo y yo los abrazo y los protejo", aseguró el "hijo de Chávez" durante su anuncio en cadena nacional. La realidad es muy distinta, lo que llevó al venezolano a recibir el decreto presidencial con dosis parecidas de incredulidad y de alivio ante la desesperación. La hiperinflación que sufre el país sudamericano devaluó a tal extremo su moneda que con ese dinero, una familia apenas consigue comer tres días, según las investigaciones del Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores. En el mercado paralelo, un dólar se cambiaba ayer por 250.000 bolívares. @NicolasMaduro en el consejo de Ministros. El bono carnavalesco se une así al carrusel de bonos puestos en marcha por el gobierno con el de Navidad y el de Reyes, valorados en medio millón de bolívares ($2 aproximadamente).

Caracas – Las negociaciones en Santo Domingo van por un lado y la precampaña compulsiva del chavismo, por otro, como si se tratase de un país distinto.
Nicolás Maduro anunció un nuevo “regalo presidencial” especial para Carnaval, que consiste en la entrega de 700,000 bolívares ($3 aproximadamente) para ocho millones de personas.
Los beneficiados desde el próximo lunes son los “compatriotas” que dispongan del carnet de la patria, herramienta de control social puesta en marcha por el chavismo el año pasado. “Este bono es para que nadie pueda amargarle el Carnaval al pueblo de Venezuela.
Ellos (la oposición y el imperialismo) le hacen la guerra al pueblo y yo los abrazo y los protejo”, aseguró el “hijo de Chávez” durante su anuncio en cadena nacional.
La realidad es muy distinta, lo que llevó al venezolano a recibir el decreto presidencial con dosis parecidas de incredulidad y de alivio ante la desesperación.
La hiperinflación que sufre el país sudamericano devaluó a tal extremo su moneda que con ese dinero, una familia apenas consigue comer tres días, según las investigaciones del Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores.
En el mercado paralelo, un dólar se cambiaba ayer por 250.000 bolívares.
@NicolasMaduro en el consejo de Ministros.
El bono carnavalesco se une así al carrusel de bonos puestos en marcha por el gobierno con el de Navidad y el de Reyes, valorados en medio millón de bolívares ($2 aproximadamente).