Venezuela

Escándalo legal por sentencia que liberó al homicida de Paúl Moreno

Raúl Semprún Maracaibo Omar Andrés Barrios Rojas, homicida del joven brigadista Cruz Verde de la Universidad del Zulia, Paúl Moreno, recibió una beneficiosa sentencia de régimen de presentación por 1 año y 7 meses ante el tribunal sexto de control del Estado Zulia luego que la Jueza Yesiré Rincón, encargada del proceso judicial, desestimara las acusaciones del Ministerio Público y la familia Moreno Camacho que exigían condena por homicidio calificado. La letrada ha ubicado la muerte del joven estudiante de Medicina de LUZ el día 2 de agosto de 2009, cuando apenas ocurrió el 18 de mayo del presente año. Con esta manipulación de fechas, Rincón le ha sacado el cuerpo a la calificación intermedia de homicidio intencional a título de dolo eventual, una sentencia de criterio vinculante, aprobada por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia en el año 2011, y que era, a todas luces, el calificativo al que, por orden de jerarquía legal, debía apegarse, según la abogada de los Moreno Camacho, Marianela Canga. La misma jueza Rincón argumenta en el escrito de su sentencia que, aunque el homicidio de Paúl Moreno se trató de un accidente de tránsito por imprudencia de Omar Barrios y la falta de cuidado del joven brigadista por estar en una vía pública, el hecho tampoco encajaría jamás en la calificación de Homicidio Intencional a título de dolo eventual puesto que las posibilidades de que Omar Barrios arrollara a alguien eran “disminuidas”. Es decir, que Paúl Moreno, según la jueza Yesiré Rincón, murió en 2009, y no en 2017 como efectivamente sucedió. Alarma Marianela Canga, abogada de la familia Moreno Camacho, ha dicho que el argumento solo debe tener una respuesta por el ordenamiento jurídico y es precisamente anular toda la sentencia que liberó a Omar Andrés Barrios Rojas. “La jueza negó la acusación del Ministerio Público que exige, al igual que nosotros, una sentencia por homicidio calificado, pero resulta que también se salta los niveles intermedios de acusación aprobados por el TSJ, para generar el más alto beneficio para el acusado. La abogada agregó además que la jueza Yesiré Rincón desestimó en la sentencia las pruebas y acusaciones de la querella de la familia Moreno Camacho como parte del proceso y solo se remitió a la acusación del Ministerio Público, lo que reviste de otra irregularidad el caso, puesto que, la legislación venezolana establece que los pedimentos de las familias deben también ser escuchados y tratados en cualquier sentencia. Moreno ha dicho que la sentencia de la jueza para beneficiar a Omar Barrios ha merecido el repudio nacional desde todos los rincones y asegura que, al día de hoy, nadie en el país cree que el homicidio de Paúl fue por un accidente de tránsito. Hizo un llamado a todos y a la propia Jueza Yesiré Rincón a reevaluar el video que captó el momento en que Omar Barrios resultó el único que no retrocedió cuando se encontró, aquella tarde del 18 de mayo, frente a los manifestantes de la avenida, hoy renombrada, como Paúl Moreno Camacho.

Raúl Semprún Maracaibo Omar Andrés Barrios Rojas, homicida del joven brigadista Cruz Verde de la Universidad del Zulia, Paúl Moreno, recibió una beneficiosa sentencia de régimen de presentación por 1 año y 7 meses ante el tribunal sexto de control del Estado Zulia luego que la Jueza Yesiré Rincón, encargada del proceso judicial, desestimara las acusaciones del Ministerio Público y la familia Moreno Camacho que exigían condena por homicidio calificado.
La letrada ha ubicado la muerte del joven estudiante de Medicina de LUZ el día 2 de agosto de 2009, cuando apenas ocurrió el 18 de mayo del presente año.
Con esta manipulación de fechas, Rincón le ha sacado el cuerpo a la calificación intermedia de homicidio intencional a título de dolo eventual, una sentencia de criterio vinculante, aprobada por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia en el año 2011, y que era, a todas luces, el calificativo al que, por orden de jerarquía legal, debía apegarse, según la abogada de los Moreno Camacho, Marianela Canga.
La misma jueza Rincón argumenta en el escrito de su sentencia que, aunque el homicidio de Paúl Moreno se trató de un accidente de tránsito por imprudencia de Omar Barrios y la falta de cuidado del joven brigadista por estar en una vía pública, el hecho tampoco encajaría jamás en la calificación de Homicidio Intencional a título de dolo eventual puesto que las posibilidades de que Omar Barrios arrollara a alguien eran “disminuidas”.
Es decir, que Paúl Moreno, según la jueza Yesiré Rincón, murió en 2009, y no en 2017 como efectivamente sucedió.
Alarma Marianela Canga, abogada de la familia Moreno Camacho, ha dicho que el argumento solo debe tener una respuesta por el ordenamiento jurídico y es precisamente anular toda la sentencia que liberó a Omar Andrés Barrios Rojas.
“La jueza negó la acusación del Ministerio Público que exige, al igual que nosotros, una sentencia por homicidio calificado, pero resulta que también se salta los niveles intermedios de acusación aprobados por el TSJ, para generar el más alto beneficio para el acusado.
La abogada agregó además que la jueza Yesiré Rincón desestimó en la sentencia las pruebas y acusaciones de la querella de la familia Moreno Camacho como parte del proceso y solo se remitió a la acusación del Ministerio Público, lo que reviste de otra irregularidad el caso, puesto que, la legislación venezolana establece que los pedimentos de las familias deben también ser escuchados y tratados en cualquier sentencia.
Moreno ha dicho que la sentencia de la jueza para beneficiar a Omar Barrios ha merecido el repudio nacional desde todos los rincones y asegura que, al día de hoy, nadie en el país cree que el homicidio de Paúl fue por un accidente de tránsito.
Hizo un llamado a todos y a la propia Jueza Yesiré Rincón a reevaluar el video que captó el momento en que Omar Barrios resultó el único que no retrocedió cuando se encontró, aquella tarde del 18 de mayo, frente a los manifestantes de la avenida, hoy renombrada, como Paúl Moreno Camacho.