Chile

Fiscal Abbott tras cita con Scicluna: “El compromiso es establecer la verdad”

El fiscal nacional Jorge Abbott sostuvo esta tarde una reunión con el obispo de Malta, Charles Scicluna, cita en la que estuvo acompañado de los fiscales Raúl Guzmán, Emiliano Arias y Mauricio Richards, en dependencias de la Nunciatura Apostólica. Al concluir el encuentro, en el que participó también el sacerdote Jordi Bertomeu, Abbott señaló que de éste resultó un compromiso que es “de la mayor colaboración entre ambas instituciones, particularmente respecto de aquellas víctimas que lleguen a hacer denuncias, producto de la apertura de una oficina que va a abrir la iglesia para estos efectos; incentivar que las personas puedan ir a denunciar al Ministerio Público”. Para lo anterior, Abbott indicó que se establecería un sistema de relacionamiento con la institución eclesial, “de modo tal que las personas tengan la posibilidad de tener la certeza que nuestras unidas de víctimas y testigos van a darles la protección necesaria”. Tras ser consultado sobre si se pedirán antecedentes del Informe Scicluna, que fue entregado al papa Francisco luego de la primera visita del arzobispo de Malta a nuestro país, enfatizó que “vamos a establecer cuáles son los requerimientos que los fiscales requieren y, en su minuto, ya lo pediremos formalmente, pero un tema que vamos definir”. Asimismo, el fiscal nacional confirmó que oficiarán al Vaticano para recabar mayor información de los casos de abusos sexuales en la iglesia chilena. “Si, por cierto, lo vamos a hacer y esperamos hacerlo en los próximos días, fundamentalmente pidiendo información que pueda estar en poder del Estado Vaticano y que pueda servir a las investigaciones que actualmente estamos llevando adelante”. Jorge Abbott afirmó, además, que el “compromiso es establecer la verdad, particularmente como reparación a las víctimas que en algún minuto sufrieron el abuso de determinadas personas”. Al concluir, aseguró que “si es necesario llamar a cualquier miembro de la iglesia, el Ministerio Público tiene la obligación de hacerlo; en consecuencia, nadie está exento de prestar declaraciones”.

El fiscal nacional Jorge Abbott sostuvo esta tarde una reunión con el obispo de Malta, Charles Scicluna, cita en la que estuvo acompañado de los fiscales Raúl Guzmán, Emiliano Arias y Mauricio Richards, en dependencias de la Nunciatura Apostólica.
Al concluir el encuentro, en el que participó también el sacerdote Jordi Bertomeu, Abbott señaló que de éste resultó un compromiso que es “de la mayor colaboración entre ambas instituciones, particularmente respecto de aquellas víctimas que lleguen a hacer denuncias, producto de la apertura de una oficina que va a abrir la iglesia para estos efectos; incentivar que las personas puedan ir a denunciar al Ministerio Público”.
Para lo anterior, Abbott indicó que se establecería un sistema de relacionamiento con la institución eclesial, “de modo tal que las personas tengan la posibilidad de tener la certeza que nuestras unidas de víctimas y testigos van a darles la protección necesaria”.
Tras ser consultado sobre si se pedirán antecedentes del Informe Scicluna, que fue entregado al papa Francisco luego de la primera visita del arzobispo de Malta a nuestro país, enfatizó que “vamos a establecer cuáles son los requerimientos que los fiscales requieren y, en su minuto, ya lo pediremos formalmente, pero un tema que vamos definir”.
Asimismo, el fiscal nacional confirmó que oficiarán al Vaticano para recabar mayor información de los casos de abusos sexuales en la iglesia chilena.
“Si, por cierto, lo vamos a hacer y esperamos hacerlo en los próximos días, fundamentalmente pidiendo información que pueda estar en poder del Estado Vaticano y que pueda servir a las investigaciones que actualmente estamos llevando adelante”.
Jorge Abbott afirmó, además, que el “compromiso es establecer la verdad, particularmente como reparación a las víctimas que en algún minuto sufrieron el abuso de determinadas personas”.
Al concluir, aseguró que “si es necesario llamar a cualquier miembro de la iglesia, el Ministerio Público tiene la obligación de hacerlo; en consecuencia, nadie está exento de prestar declaraciones”.