Argentina

Internaron a Milagro Sala en una clínica de Jujuy

La líder de la agrupación Tupac Amaru, Milagro Sala, fue internada hoy en la Clínica Los Lapachos, en San Salvador de Jujuy, para realizarse distintos estudios psíquicos y médicos; será sometida a varios chequeos y aún no está claro si quedará internada o volverá a la cárcel en las próximas horas. Esa organización detalló que la autorización la brindó el juez Pablo Pullen Llermanos, tras haber dispuesto su trasladado al penal de Alto Comedero el 14 de octubre pasado. La defensa de la dirigente social había pedido a los médicos del Poder Judicial la tramitación de la internación en la clínica, tal como lo autoriza la ley de Ejecución Penal 24.660 y que había sido rechazada por el juez Isidoro Cruz la semana pasada. Los abogados defensores habían considerado esa medida como "otro acto de hostigamiento" hacia la dirigente detenida. Además, insistieron en que Sala debe regresar a prisión domiciliaria para cumplir con una medida cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Sala volvió a prisión el pasado 14 de octubre, al observar la ausencia de los requerimientos que exige el Código Penal de la Nación para otorgar la prisión domiciliaria: tener más de 70 años o sufrir una enfermedad. En ese contexto, se consideró que esa medida era violatoria del principio de igualdad ante la ley frente al resto de los ciudadanos en las mismas condiciones que no tienen ese beneficio. Sala cumple prisión preventiva por varias causas que se tramitan en su contra: está acusada de presunto fraude al Estado, extorsión, asociación ilícita, tentativa de homicidio y lesiones gravísimas.

La líder de la agrupación Tupac Amaru, Milagro Sala, fue internada hoy en la Clínica Los Lapachos, en San Salvador de Jujuy, para realizarse distintos estudios psíquicos y médicos; será sometida a varios chequeos y aún no está claro si quedará internada o volverá a la cárcel en las próximas horas.
Esa organización detalló que la autorización la brindó el juez Pablo Pullen Llermanos, tras haber dispuesto su trasladado al penal de Alto Comedero el 14 de octubre pasado.
La defensa de la dirigente social había pedido a los médicos del Poder Judicial la tramitación de la internación en la clínica, tal como lo autoriza la ley de Ejecución Penal 24.660 y que había sido rechazada por el juez Isidoro Cruz la semana pasada.
Los abogados defensores habían considerado esa medida como “otro acto de hostigamiento” hacia la dirigente detenida.
Además, insistieron en que Sala debe regresar a prisión domiciliaria para cumplir con una medida cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
Sala volvió a prisión el pasado 14 de octubre, al observar la ausencia de los requerimientos que exige el Código Penal de la Nación para otorgar la prisión domiciliaria: tener más de 70 años o sufrir una enfermedad.
En ese contexto, se consideró que esa medida era violatoria del principio de igualdad ante la ley frente al resto de los ciudadanos en las mismas condiciones que no tienen ese beneficio.
Sala cumple prisión preventiva por varias causas que se tramitan en su contra: está acusada de presunto fraude al Estado, extorsión, asociación ilícita, tentativa de homicidio y lesiones gravísimas.