Noticas en Español

La AFIP confirmó “inconsistencias” en los bienes declarados por Cristina, Máximo y Florencia Kirchner

Así consta en un informe presentado ante la justicia recientemente, donde el ente recaudador señaló que lo declarado por la ex Presidenta y sus hijos, Máximo y Florencia respecto "al dinero ingresado y el que declaran que consumieron en un año, no se condicen". "Las declaraciones juradas reflejan varias inconsistencias entre el dinero que los Kirchner declaran que les ingresan y el que consignan como consumo anual, éste último es muy superior al ingreso declarado", fue una de las principales conclusiones de la AFIP al analizar, por pedido del juez Claudio Bonadio, las declaraciones juradas gananciales de Cristina, Máximo y Florencia Kirchner. Tanto la ex Mandataria como sus hijos corrigieron ante la AFIP sus respectivas declaraciones juradas de ganancias. Los consumos iniciales declarados correspondientes al ejercicio 2016 eran "muy por encima de sus posibilidades económicas", señaló el ente recaudador que a su vez, utilizó la palabra "exorbitante" al referirse a los gastos: "representa un incremento de 40 veces en relación al período anterior", señalaron fuentes judiciales a Clarín. La duda principal surge respecto a la "fuentes de ingreso" y "todos los movimientos de dinero alrededor de las empresas familiares". Ahora, todas están bajo investigación fiscal. Esta semana la AFIP presentó un informe ante el juez Bonadio ratificando que, pese a las correcciones realizadas, son evidentes "las inconsistencias en las declaraciones juradas" donde no guardan relación "los fondos declarados como ingresos para sustentar los gastos que figuraron en las declaraciones juradas". La documentación mostró que Máximo Kirchner había declarado más de siete cuentas corrientes en el Banco Galicia; el juzgado pidió a la entidad financiera que corrobore dicha información y el informe bancario determinó que lo declarado por el diputado nacional no era así "sino que se trataban de plazos fijos". El ente recaudador inició un trabajo pericial sobre todo el dinero que los mismos movieron durante estos años y si se condice con todo lo declarado. El mismo consumo fue declarado por Florencia Kirchner.

Así consta en un informe presentado ante la justicia recientemente, donde el ente recaudador señaló que lo declarado por la ex Presidenta y sus hijos, Máximo y Florencia respecto “al dinero ingresado y el que declaran que consumieron en un año, no se condicen”. “Las declaraciones juradas reflejan varias inconsistencias entre el dinero que los Kirchner declaran que les ingresan y el que consignan como consumo anual, éste último es muy superior al ingreso declarado”, fue una de las principales conclusiones de la AFIP al analizar, por pedido del juez Claudio Bonadio, las declaraciones juradas gananciales de Cristina, Máximo y Florencia Kirchner.
Tanto la ex Mandataria como sus hijos corrigieron ante la AFIP sus respectivas declaraciones juradas de ganancias. Los consumos iniciales declarados correspondientes al ejercicio 2016 eran “muy por encima de sus posibilidades económicas”, señaló el ente recaudador que a su vez, utilizó la palabra “exorbitante” al referirse a los gastos: “representa un incremento de 40 veces en relación al período anterior”, señalaron fuentes judiciales a Clarín.
La duda principal surge respecto a la “fuentes de ingreso” y “todos los movimientos de dinero alrededor de las empresas familiares”. Ahora, todas están bajo investigación fiscal.
Esta semana la AFIP presentó un informe ante el juez Bonadio ratificando que, pese a las correcciones realizadas, son evidentes “las inconsistencias en las declaraciones juradas” donde no guardan relación “los fondos declarados como ingresos para sustentar los gastos que figuraron en las declaraciones juradas”.
La documentación mostró que Máximo Kirchner había declarado más de siete cuentas corrientes en el Banco Galicia; el juzgado pidió a la entidad financiera que corrobore dicha información y el informe bancario determinó que lo declarado por el diputado nacional no era así “sino que se trataban de plazos fijos”.
El ente recaudador inició un trabajo pericial sobre todo el dinero que los mismos movieron durante estos años y si se condice con todo lo declarado.
El mismo consumo fue declarado por Florencia Kirchner.