Chile

Los consejos de uno de “los 33” a niños atrapados en Tailandia: Nosotros también lloramos

Omar Reygadas, uno de los 33 mineros que pasó 69 días atrapado bajo tierra antes de ser rescatado, envió un mensaje personal para los 12 niños atrapados junto a su entrenador en una cueva de Tailandia, quienes fueron encontrados sanos y salvos este lunes, tras días de búsqueda. El chileno les recomendó ayudarse entre ellos y prepararse mentalmente para el rescate, en conversación con la Associated Press. “Es terrible para ellos, son pequeños, pero creo que niños con mucha fuerza van a poder mantenerse enteros cuando salgan”, dijo, destacando la labor que tendrá el entrenador para mantenerlos motivados. Dijo que es difícil darles consejo, pero que “deberían pensar sólo en salir y reunirse con sus familias”. “No deberían avergonzarse de estar asustados, porque nosotros estábamos asustados también”, señaló, agregando que “nuestras lágrimas también corrieron, incluso como hombres adultos, lloramos”. Enfatizó también en que la fe, la oración y el humor fueron importantes para los mineros en tiempos en que dudaban si serían rescatados.

Omar Reygadas, uno de los 33 mineros que pasó 69 días atrapado bajo tierra antes de ser rescatado, envió un mensaje personal para los 12 niños atrapados junto a su entrenador en una cueva de Tailandia, quienes fueron encontrados sanos y salvos este lunes, tras días de búsqueda.
El chileno les recomendó ayudarse entre ellos y prepararse mentalmente para el rescate, en conversación con la Associated Press.
“Es terrible para ellos, son pequeños, pero creo que niños con mucha fuerza van a poder mantenerse enteros cuando salgan”, dijo, destacando la labor que tendrá el entrenador para mantenerlos motivados.
Dijo que es difícil darles consejo, pero que “deberían pensar sólo en salir y reunirse con sus familias”.
“No deberían avergonzarse de estar asustados, porque nosotros estábamos asustados también”, señaló, agregando que “nuestras lágrimas también corrieron, incluso como hombres adultos, lloramos”.
Enfatizó también en que la fe, la oración y el humor fueron importantes para los mineros en tiempos en que dudaban si serían rescatados.