Chile

Bernardo Larraín y cierre de fábrica de Guante: “Hay que tomar de repente decisiones difíciles”

El presidente de la Sofofa, Bernardo Larraín, sostuvo que la decisión de la empresa Guante/Gacel de cerrar su emblemática fábrica de calzado en San Miguel, donde se producían zapatos hace 90 años, para enfocarse en el negocio de la importación, es un reflejo de los cambios en el contexto de la cuarta revolución industrial y aseveró que hay buscar que los trabajadores que están perdiendo sus empleos puedan reconvertirse. “Por supuesto que más allá de que Chile vuelva a ser muy competitivo en el concierto internacional para producir localmente muchas cosas, también hay que reconocer que en un mundo en el cual la cuarta revolución industrial ya está plenamente desplegada, por supuesto que hay tomar de repente decisiones difíciles como es, por ejemplo, de una empresa como esta que decide integrarse a las cadenas de valor mundial y pasar a importar los productos que antes producía localmente”, dijo Larraín en entrevista con CNN. Asimismo indicó que empatizaba “con los trabajadores que perdieron sus puestos de trabajo, con el emprendedor que tomó una decisión dura como es cerrar una operación en Chile, pero al mismo tiempo, creo yo, que es muy importante recordarnos que ojalá que nuestros trabajadores estén en el lado o puedan convertirse o migrar hacia los empleos que se crean, desde los empleos que se van a ir perdiendo”. El lunes cuando realizó el anuncio la empresa, propiedad de Esteban Hacaltegaray, señaló mediante un comunicado que por años hizo lo posible para seguir fabricando en Chile, pero que la situación se hizo insostenible. La compañía con 34 tiendas a nivel nacional, siete en Argentina y dos en Perú dijo que la decisión implica la desvinculación de 283 trabajadores. El fin de la producción de Guante/Gacel se suma al cierre de Albano a fines de 2018 y los populares Calzados Beba a principios de 2019. Reforma tributaria En otro tema Larraín reiteró el llamado a aprobar la idea de legislar del proyecto de reforma tributaria y aseveró que el principal foco de la iniciativa debe ser impulsar la inversión. “Primero aprobemos la idea de legislar para entrar a debatir y segundo que la inspiración de la modernización tributaria, la inspiración sea activar la inversión y el crecimiento”, indicó. En este sentido sostuvo que en el debate se deben plantear las compensaciones que se requieren para mantener la recaudación tributaria pero al mismo tiempo se deben poner sobre la mesa los instrumentos tributarios alternativos para incentivar la inversión. Al respecto indicó que “sería interesante que la oposición pusiera esos instrumentos, salvo que la oposición considerara que el sistema tributario actual debe permancer inalterado, y que no es el mejor instrumento para incentivar la inversión, nosotros creemos que sí, el gobierno también puso sus cartas sobre la mesa, bueno, sigamos debatiendo la idea de legislar para que surjan otras alternativas de como incentivar la inversión”.

El presidente de la Sofofa, Bernardo Larraín, sostuvo que la decisión de la empresa Guante/Gacel de cerrar su emblemática fábrica de calzado en San Miguel, donde se producían zapatos hace 90 años, para enfocarse en el negocio de la importación, es un reflejo de los cambios en el contexto de la cuarta revolución industrial y aseveró que hay buscar que los trabajadores que están perdiendo sus empleos puedan reconvertirse.
“Por supuesto que más allá de que Chile vuelva a ser muy competitivo en el concierto internacional para producir localmente muchas cosas, también hay que reconocer que en un mundo en el cual la cuarta revolución industrial ya está plenamente desplegada, por supuesto que hay tomar de repente decisiones difíciles como es, por ejemplo, de una empresa como esta que decide integrarse a las cadenas de valor mundial y pasar a importar los productos que antes producía localmente”, dijo Larraín en entrevista con CNN.
Asimismo indicó que empatizaba “con los trabajadores que perdieron sus puestos de trabajo, con el emprendedor que tomó una decisión dura como es cerrar una operación en Chile, pero al mismo tiempo, creo yo, que es muy importante recordarnos que ojalá que nuestros trabajadores estén en el lado o puedan convertirse o migrar hacia los empleos que se crean, desde los empleos que se van a ir perdiendo”.
El lunes cuando realizó el anuncio la empresa, propiedad de Esteban Hacaltegaray, señaló mediante un comunicado que por años hizo lo posible para seguir fabricando en Chile, pero que la situación se hizo insostenible.
La compañía con 34 tiendas a nivel nacional, siete en Argentina y dos en Perú dijo que la decisión implica la desvinculación de 283 trabajadores.
El fin de la producción de Guante/Gacel se suma al cierre de Albano a fines de 2018 y los populares Calzados Beba a principios de 2019.
Reforma tributaria En otro tema Larraín reiteró el llamado a aprobar la idea de legislar del proyecto de reforma tributaria y aseveró que el principal foco de la iniciativa debe ser impulsar la inversión.
“Primero aprobemos la idea de legislar para entrar a debatir y segundo que la inspiración de la modernización tributaria, la inspiración sea activar la inversión y el crecimiento”, indicó.
En este sentido sostuvo que en el debate se deben plantear las compensaciones que se requieren para mantener la recaudación tributaria pero al mismo tiempo se deben poner sobre la mesa los instrumentos tributarios alternativos para incentivar la inversión.
Al respecto indicó que “sería interesante que la oposición pusiera esos instrumentos, salvo que la oposición considerara que el sistema tributario actual debe permancer inalterado, y que no es el mejor instrumento para incentivar la inversión, nosotros creemos que sí, el gobierno también puso sus cartas sobre la mesa, bueno, sigamos debatiendo la idea de legislar para que surjan otras alternativas de como incentivar la inversión”.