Colombia

Cargos a dos expresidentes de Reficar

Dos nuevas imputaciones de cargos en el caso de corrupción de Reficar anunció este lunes la Fiscalía General de la Nación. Se trata de Felipe Castilla y Orlando José Cabrales, expresidentes de la refinería que deberán responder ante un juez por el delito de contrato sin el cumplimiento de los requisitos legales. Según un comunicado de prensa, los investigadores ya tendrían las pruebas para demostrar qué Castilla tramitó un contrato de PMC (Project Managment Consultant) cuyo valor inicial era de 95 millones de dólares y que lo adjudicaron a dedo a la empresa Foster Wheeler & Process Consultant “sin previo concurso público que garantizara una selección objetiva del contratista”. Según la Fiscalía los dos expresidentes de la refinería de Cartagena asignaron a "dedo" un millonario contrato para la revisión y auditorías en el proceso de construcción del proyecto. "Esta adjudicación ‘a dedo’ habría limitado la participación de otras compañías que podrían haber acreditado el perfil y la experiencia para asumir la gerencia, asistencia y vigilancia de los contratos de construcción de la refinería, las interventorías y otras obligaciones contemplada", señaló el ente acusador. La citación queda programada para el próximo 25 de abril en los juzgados de Paloquemao de Bogotá.

Dos nuevas imputaciones de cargos en el caso de corrupción de Reficar anunció este lunes la Fiscalía General de la Nación.
Se trata de Felipe Castilla y Orlando José Cabrales, expresidentes de la refinería que deberán responder ante un juez por el delito de contrato sin el cumplimiento de los requisitos legales.
Según un comunicado de prensa, los investigadores ya tendrían las pruebas para demostrar qué Castilla tramitó un contrato de PMC (Project Managment Consultant) cuyo valor inicial era de 95 millones de dólares y que lo adjudicaron a dedo a la empresa Foster Wheeler & Process Consultant “sin previo concurso público que garantizara una selección objetiva del contratista”.
Según la Fiscalía los dos expresidentes de la refinería de Cartagena asignaron a “dedo” un millonario contrato para la revisión y auditorías en el proceso de construcción del proyecto. “Esta adjudicación ‘a dedo’ habría limitado la participación de otras compañías que podrían haber acreditado el perfil y la experiencia para asumir la gerencia, asistencia y vigilancia de los contratos de construcción de la refinería, las interventorías y otras obligaciones contemplada”, señaló el ente acusador.
La citación queda programada para el próximo 25 de abril en los juzgados de Paloquemao de Bogotá.