Colombia

Fiscalía investigará interceptaciones a pareja sobre atentado a Duque

Audios fueron captados por barrido electromagnético. Alto comisionado dice que el riesgo era “real e inminente”. “Durante las horas que esperó el presidente ayer en Caldono poderse reunir con los representantes de las comunidades indígenas, hubo una información sobre unas conversaciones interceptadas en el espectro electromagnético donde se dice que hay una posibilidad de atentar contra el presidente”, dijo Ceballos en rueda de prensa desde la Casa de Nariño. Al respecto del audio, captado en la antesala de la fallida reunión entre el jefe de Estado y la minga indígena, agregó: “Un hombre y una mujer hablaban sobre el hecho de que sería ideal que el presidente pasara por determinada zona de la plaza para atentar contra él”. Destacó en este sentido el comisionado que “lo importante es resaltar que el riesgo era real, inminente, sobre todo porque en esta zona operaba el antiguo Frente Sexto de las Farc”, que ahora se ha convertido en disidencias. Frente a los detalles de la interceptación, explicó el alto funcionario: “Técnicamente se hizo un barrido electromagnético en zonas abiertas, para lo cual están autorizadas las autoridades en zonas de riesgo, y allí se lograron las interceptaciones”. Y dijo que lo que se pretendía evitar con la exposición del mandatario en la plaza de Caldono era, fundamentalmente, un francotirador: “Las condiciones de la plaza de Caldono son las mismas de una plaza de cualquier pueblo, es una bonita plaza, pero había árboles que dificultaban el control de las autoridades(...). La seguridad advirtió que el presidente no podía estar en un sitio donde hubiera podido ser blanco de un arma de larga distancia”. Finalmente, afirmó que “ningún vocero de las comunidades indígenas –que mantuvieron la minga desde el 10 de marzo hasta el pasado fin de semana, con bloqueos a la vía Panamericana en reclamo de reivindicaciones sociales y presupuestales–, ha anunciado un bloqueo. Agradecemos esto porque hay un compromiso de cumplir los acuerdos, y estamos seguros de que hay voluntad de ambas partes”.

Audios fueron captados por barrido electromagnético.
Alto comisionado dice que el riesgo era “real e inminente”.
“Durante las horas que esperó el presidente ayer en Caldono poderse reunir con los representantes de las comunidades indígenas, hubo una información sobre unas conversaciones interceptadas en el espectro electromagnético donde se dice que hay una posibilidad de atentar contra el presidente”, dijo Ceballos en rueda de prensa desde la Casa de Nariño.
Al respecto del audio, captado en la antesala de la fallida reunión entre el jefe de Estado y la minga indígena, agregó: “Un hombre y una mujer hablaban sobre el hecho de que sería ideal que el presidente pasara por determinada zona de la plaza para atentar contra él”.
Destacó en este sentido el comisionado que “lo importante es resaltar que el riesgo era real, inminente, sobre todo porque en esta zona operaba el antiguo Frente Sexto de las Farc”, que ahora se ha convertido en disidencias.
Frente a los detalles de la interceptación, explicó el alto funcionario: “Técnicamente se hizo un barrido electromagnético en zonas abiertas, para lo cual están autorizadas las autoridades en zonas de riesgo, y allí se lograron las interceptaciones”.
Y dijo que lo que se pretendía evitar con la exposición del mandatario en la plaza de Caldono era, fundamentalmente, un francotirador: “Las condiciones de la plaza de Caldono son las mismas de una plaza de cualquier pueblo, es una bonita plaza, pero había árboles que dificultaban el control de las autoridades(…).
La seguridad advirtió que el presidente no podía estar en un sitio donde hubiera podido ser blanco de un arma de larga distancia”.
Finalmente, afirmó que “ningún vocero de las comunidades indígenas –que mantuvieron la minga desde el 10 de marzo hasta el pasado fin de semana, con bloqueos a la vía Panamericana en reclamo de reivindicaciones sociales y presupuestales–, ha anunciado un bloqueo.
Agradecemos esto porque hay un compromiso de cumplir los acuerdos, y estamos seguros de que hay voluntad de ambas partes”.