Uncategorized

JVR y mails del líder de Asipes: Me dio argumentos que coincidían con lo que yo pensaba

Según informó La Tercera, en el interrogatorio -encabezado por la fiscal María José Aguayo- la senadora negó haber recibido órdenes del dirigente gremial cuando presidía la Comisión de Pesca de la Cámara Alta. "Me hablaban en chino, quería saber de qué se estaba hablando" Señaló que ella misma requirió el consejo de Moncada debido a que le tiene "confianza intelectual", y que un proyecto de extracción del jurel con la técnica "línea de mano" que discutían no afectaba a la industria, sino sólo a los artesanales medianos. "Para mí, el primer año de legisladora me hablaban en chino, entonces lo que hice fue -dada la confianza intelectual con Luis Felipe, y dado que no le afectaba mayormente al sector industrial, salvo por el eventual colapso de la especie en caso de darse pesca ilegal- yo le preguntaba si era razonable lo que señalaban los armadores y si el riesgo que ellos veían de esta captura fuera de cuota global era efectivo", relató. Me parecía que él podía asesorarme, porque no les afectaba el proyecto. "Me sirvió" JVR fue consulada por las instrucciones específicas que le transmitió Moncada respecto al proyecto de ley en cuestión, para que la captura por "línea de mano" del jurel para el sector artesanal quedase dentro de la cuota global, y negó que éstas tuvieran el carácter de órdenes, más allá de puedan leerse en tono imperativo. La serie de correos contiene "la opinión que Luis Felipe tenía respecto del proyecto y que coincidía con lo que yo pensaba. Este proceso "me sirvió para entender el proyecto de mejor manera y tener argumentos que coincidían con lo que yo pensaba", sostuvo, y agregó que "las indicaciones llegaban de todos lados, de asesores de los parlamentarios de la comisión. El asesor legislativo que yo tenía, y considerando que este tema afectaba poco a la industria, requería tener otras opiniones". No sabe de aportes de pesqueras Según La Tercera, ya al finalizar la diligencia, la fiscal María José Aguayo le exhibió un documento de Asipes y le preguntó si había recibido cinco millones de pesos de parte de la pesquera Camanchaca, adscrita a Asipes, para su campaña senatorial del año 2013. "No sé nada de esto, no conocía tampoco el documento", fue la respuesta de la líder de la Unión Demócrata Independiente.

La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, declaró el pasado 29 de marzo ante la Fiscalía, en calidad de imputada por delitos de cohecho y fraude al fisco, a propósito de una serie de correos electrónicos que intercambió en 2014 con Luis Felipe Moncada, presidente de la Asociación de Industriales Pesqueros del Biobío (Asipes).

Según informó La Tercera, en el interrogatorio -encabezado por la fiscal María José Aguayo– la senadora negó haber recibido órdenes del dirigente gremial cuando presidía la Comisión de Pesca de la Cámara Alta.

“Me hablaban en chino, quería saber de qué se estaba hablando”

Señaló que ella misma requirió el consejo de Moncada debido a que le tiene “confianza intelectual”, y que un proyecto de extracción del jurel con la técnica “línea de mano” que discutían no afectaba a la industria, sino sólo a los artesanales medianos.

“Para mí, el primer año de legisladora me hablaban en chino, entonces lo que hice fue -dada la confianza intelectual con Luis Felipe, y dado que no le afectaba mayormente al sector industrial, salvo por el eventual colapso de la especie en caso de darse pesca ilegal- yo le preguntaba si era razonable lo que señalaban los armadores y si el riesgo que ellos veían de esta captura fuera de cuota global era efectivo”, relató.

“Luis Felipe me dijo que sí era un riesgo…