Argentina

La muerte de Nisman: el juez y el fiscal analizarán nuevas medidas de prueba

Después que la Sala II de la Cámara Federal porteña sostuviera que Alberto Nisman fue víctima de un homicidio producto de la denuncia que presentó contra Cristina Kirchner, acusándola de encubrimiento del atentado a la AMIA tras la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán, la Justicia ampliará la base fáctica de la causa y en los próximos días el juez Julián Ercolini y el fiscal Eduardo Taiano analizarán nuevas medidas de prueba a adoptar. En el expediente se esperan los resultados del entrecruzamiento de más de 4.000 llamadas de teléfonos que utilizaba Jaime Stiuso (ex agente de la SIDE), de otros integrantes del organismo de inteligencia, como Alberto Massino, Fernando Pocino; y hasta César Milani, ex jefe del Ejército, de quien se sospecha que manejaba un grupo de inteligencia paralelo a la SIDE oficial. También se pesquisan llamadas telefónicas de policías que integraban la custodia de Nisman y a medida que se amplió el número de líneas telefónicas que se investigan, fueron más los cruces que se deben realizar. Todo se circunscribe al domingo en el que fue encontrado sin vida el ex fiscal. Pero a esta importante parte de la prueba, se sumarán nuevos llamados telefónicos a analizar, no sólo de los servicios de inteligencia días previos al asesinato del ex fiscal de la UFI AMIA; también, según fuentes judiciales, se sumarán las líneas telefónicas de todos los funcionarios denunciados días previos por Nisman: es decir desde Cristina Kirchner a Héctor Timerman, y otros ex dirigentes e integrantes del Gabinete. "La Cámara deja ver que el homicidio tuvo que ver con el contexto del momento en el que como fiscal de la UFI AMIA estaba enfrentando una denuncia contra las principales autoridades del país y que tenía por delante una exposición en el Congreso, estos hechos deberán investigarse para determinar la vinculación", indicaron a Clarín fuentes judiciales. El giro de la investigación El camarista Martín Irurzun sostuvo el pasado viernes, que el homicidio de Nisman fue "directa consecuencia de la denuncia que formulara el 14 de enero de 2015 como titular de la Unidad Fiscal de Investigación del atentado terrorista perpetrado contra la sede de la AMIA", acusando por el encubrimiento del atentado a la AMIA a Cristina Kirchner y ex funcionarios de su gobierno, entre otros. En tal sentido, Bruglia entendió que "no puede soslayarse que el homicidio del doctor Nisman se produjo cuatro días después de haber efectivizado la denuncia señalada y horas antes de ir a exponerla ante el Congreso de la Nación". Así, la Cámara avaló la pericia de Gendarmería que concluyó que la muerte del ex fiscal de UFI AMIA, se trató de un homicidio, "ocurrido en el interior del baño y en el que participaron dos victimarios, uno de ellos manipuló el arma, mientras que el restante lo asistió y manipuló el cuerpo de la víctima". Todo habría ocurrido a las 2.46 del domingo 18 de enero de 2015.

Después que la Sala II de la Cámara Federal porteña sostuviera que Alberto Nisman fue víctima de un homicidio producto de la denuncia que presentó contra Cristina Kirchner, acusándola de encubrimiento del atentado a la AMIA tras la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán, la Justicia ampliará la base fáctica de la causa y en los próximos días el juez Julián Ercolini y el fiscal Eduardo Taiano analizarán nuevas medidas de prueba a adoptar.
En el expediente se esperan los resultados del entrecruzamiento de más de 4.000 llamadas de teléfonos que utilizaba Jaime Stiuso (ex agente de la SIDE), de otros integrantes del organismo de inteligencia, como Alberto Massino, Fernando Pocino; y hasta César Milani, ex jefe del Ejército, de quien se sospecha que manejaba un grupo de inteligencia paralelo a la SIDE oficial.
También se pesquisan llamadas telefónicas de policías que integraban la custodia de Nisman y a medida que se amplió el número de líneas telefónicas que se investigan, fueron más los cruces que se deben realizar.
Todo se circunscribe al domingo en el que fue encontrado sin vida el ex fiscal.
Pero a esta importante parte de la prueba, se sumarán nuevos llamados telefónicos a analizar, no sólo de los servicios de inteligencia días previos al asesinato del ex fiscal de la UFI AMIA; también, según fuentes judiciales, se sumarán las líneas telefónicas de todos los funcionarios denunciados días previos por Nisman: es decir desde Cristina Kirchner a Héctor Timerman, y otros ex dirigentes e integrantes del Gabinete. “La Cámara deja ver que el homicidio tuvo que ver con el contexto del momento en el que como fiscal de la UFI AMIA estaba enfrentando una denuncia contra las principales autoridades del país y que tenía por delante una exposición en el Congreso, estos hechos deberán investigarse para determinar la vinculación”, indicaron a Clarín fuentes judiciales.
El giro de la investigación El camarista Martín Irurzun sostuvo el pasado viernes, que el homicidio de Nisman fue “directa consecuencia de la denuncia que formulara el 14 de enero de 2015 como titular de la Unidad Fiscal de Investigación del atentado terrorista perpetrado contra la sede de la AMIA”, acusando por el encubrimiento del atentado a la AMIA a Cristina Kirchner y ex funcionarios de su gobierno, entre otros.
En tal sentido, Bruglia entendió que “no puede soslayarse que el homicidio del doctor Nisman se produjo cuatro días después de haber efectivizado la denuncia señalada y horas antes de ir a exponerla ante el Congreso de la Nación”.
Así, la Cámara avaló la pericia de Gendarmería que concluyó que la muerte del ex fiscal de UFI AMIA, se trató de un homicidio, “ocurrido en el interior del baño y en el que participaron dos victimarios, uno de ellos manipuló el arma, mientras que el restante lo asistió y manipuló el cuerpo de la víctima”.
Todo habría ocurrido a las 2.46 del domingo 18 de enero de 2015.