Peru

Más de 500 postulantes a la Escuela de Oficiales de la PNP fueron sometidos a prueba del polígrafo [FOTOS]

Por primera vez en la historia, más de 500 postulantes a la Escuela de Oficiales de la Policía Nacional del Perú fueron sometidos a la prueba del polígrafo que mide su grado de integridad y confiabilidad para ingresar a la carrera policial. El examen, a cargo del Departamento de Confiabilidad y Evaluación de la Credibilidad de la Dirección de Inteligencia de la PNP, empezó el pasado 22 de marzo y concluyó hoy, como parte del proceso de admisión 2019 a esta escuela policial. Desde esa fecha, los aspirantes acudieron al departamento de poligrafía y -luego de dar su consentimiento- fueron sometidos a una entrevista en una de las 26 salas de evaluación especialmente habilitadas para ese fin. Esta prueba de control y confianza, empleó el polígrafo y sus componentes electrónicos para medir y registrar las respuestas corporales de los entrevistados y detectar si respondieron con veracidad las diferentes preguntas que les formularon. Este efectivo examen de control y confianza, que se realizó por primera vez en la historia de estos procesos de admisión, es voluntario para quienes deseen ingresar a la carrera de formación policial. La aplicación de esta prueba fue una disposición dada por el ministro del Interior, Carlos Morán, como un mecanismo eficaz para mejorar la selección de los futuros policías, permitiendo con ello elevar la calidad del servicio policial. Los instrumentos del polígrafo se adhieren al cuerpo del postulante, de forma que registren simultáneamente las fluctuaciones en su presión sanguínea, pulso y respiración ante las interrogantes del evaluador. De esta manera, se puede determinar cuán confiable es el postulante y descartar a los posibles malos elementos, permitiendo contar en el futuro con efectivos policiales de óptimos niveles de honestidad e integridad. Durante la evaluación no se afecta en ningún momento la intimidad de los entrevistados, dado que no se abordan temas personales, ni de carácter íntimo, religioso o político; y tampoco se daña la salud de los postulantes. Su duración es de dos horas y media a tres horas, sus resultados se obtienen el mismo día y es desarrollada por 50 poligrafistas expertos que evalúan diariamente alrededor de 100 postulantes en cuatro turnos de trabajo.

Por primera vez en la historia, más de 500 postulantes a la Escuela de Oficiales de la Policía Nacional del Perú fueron sometidos a la prueba del polígrafo que mide su grado de integridad y confiabilidad para ingresar a la carrera policial.
El examen, a cargo del Departamento de Confiabilidad y Evaluación de la Credibilidad de la Dirección de Inteligencia de la PNP, empezó el pasado 22 de marzo y concluyó hoy, como parte del proceso de admisión 2019 a esta escuela policial.
Desde esa fecha, los aspirantes acudieron al departamento de poligrafía y -luego de dar su consentimiento- fueron sometidos a una entrevista en una de las 26 salas de evaluación especialmente habilitadas para ese fin.
Esta prueba de control y confianza, empleó el polígrafo y sus componentes electrónicos para medir y registrar las respuestas corporales de los entrevistados y detectar si respondieron con veracidad las diferentes preguntas que les formularon.
Este efectivo examen de control y confianza, que se realizó por primera vez en la historia de estos procesos de admisión, es voluntario para quienes deseen ingresar a la carrera de formación policial.
La aplicación de esta prueba fue una disposición dada por el ministro del Interior, Carlos Morán, como un mecanismo eficaz para mejorar la selección de los futuros policías, permitiendo con ello elevar la calidad del servicio policial.
Los instrumentos del polígrafo se adhieren al cuerpo del postulante, de forma que registren simultáneamente las fluctuaciones en su presión sanguínea, pulso y respiración ante las interrogantes del evaluador.
De esta manera, se puede determinar cuán confiable es el postulante y descartar a los posibles malos elementos, permitiendo contar en el futuro con efectivos policiales de óptimos niveles de honestidad e integridad.
Durante la evaluación no se afecta en ningún momento la intimidad de los entrevistados, dado que no se abordan temas personales, ni de carácter íntimo, religioso o político; y tampoco se daña la salud de los postulantes.
Su duración es de dos horas y media a tres horas, sus resultados se obtienen el mismo día y es desarrollada por 50 poligrafistas expertos que evalúan diariamente alrededor de 100 postulantes en cuatro turnos de trabajo.