Uncategorized

“Mató a mi hija porque no quiso seguir con él”: madre de venezolana asesinada en Bucaramanga

Esa fue la advertencia que José Luis Otálvarez Cáceres le había hecho desde hace unos días a Luisana Geraldine Polo González, de 20 años, en medio del proceso de separación que afrontaba la pareja, luego de ocho años de convivencia en los que tuvieron una hija. A pesar de la delicada situación, tanto la joven como sus familiares no le dieron tal importancia. Finalmente, según las autoridades, este hombre cumplió con sus amenazas y acabó con la vida de Luisana Geraldine, oriunda de Venezuela. Le puede interesar: Hombre acusado de asesinar a una joven venezolana se entregó a las autoridades El escenario del crimen fue una habitación de la casa 37 del asentamiento humano Zarabanda, en el occidente de Bucaramanga, en donde José Luis, de 35 años, citó sobre las 6:40 a.m. del pasado lunes a su excompañera sentimental para entregarle $50 mil, para pagarle una deuda a un ‘gota a gota’. “Ellos ya habían terminado hace dos meses. Mi hija y mi nieta vivían conmigo en la casa 34, él estaba en un rancho aparte, el 37. José Luis la llamó, le dijo que supuestamente fuera a la casa por la plata y ahí la metió a la pieza para matarla”, relató Judith González, mamá de la fallecida. Lea también: Por redes sociales, hombre buscaba a menores de edad para abusarlos en Bucaramanga Una vez el acusado llegó a este municipio, del cual es oriundo, dejó a los niños bajo el cuidado de su progenitora y se presentó voluntariamente en la estación de Policía. De los escasos 20 años que vivió Luisana Geraldine, ocho los pasó al lado de Otálvarez Cáceres, quien posee nacionalidad colombiana y venezolana. “Mi hija le ayudaba hasta a criar a los tres niños que él tenía.
  • Suministrada / VANGUARDIA
    Suministrada / VANGUARDIA

“Si usted no vuelve conmigo, yo la mato”. Esa fue la advertencia que José Luis Otálvarez Cáceres le había hecho desde hace unos días a Luisana Geraldine Polo González, de 20 años, en medio del proceso de separación que afrontaba la pareja, luego de ocho años de convivencia en los que tuvieron una hija.

A pesar de la delicada situación, tanto la joven como sus familiares no le dieron tal importancia. Finalmente, según las autoridades, este hombre cumplió con sus amenazas y acabó con la vida de Luisana Geraldine, oriunda de Venezuela.

Le puede interesar: Hombre acusado de asesinar a una joven venezolana se entregó a las autoridades

El escenario del crimen fue una habitación de la casa 37 del asentamiento humano Zarabanda, en el occidente de Bucaramanga, en donde José Luis, de 35 años, citó sobre las 6:40 a.m. del pasado lunes a su excompañera sentimental para entregarle $50 mil, para pagarle una deuda a un ‘gota a gota’.

“Ellos ya habían terminado hace dos meses. Mi hija y mi nieta vivían conmigo en la casa 34, él estaba en un rancho aparte, el 37. José Luis la llamó, le dijo que supuestamente fuera a la casa por la plata y ahí la metió a la pieza para matarla”, relató Judith González, mamá de la fallecida.

Hacia la…