Colombia

Menor de 10 años murió tras disparo accidental de su primo en el sur de Bogotá

Los hechos ocurrieron cuando tres primos menores de edad, que estaban solos en una vivienda del barrio Las Lomas, se encontraban jugando y hallaron el arma de fuego. En la tarde de este lunes, un niño de diez años murió luego de recibir un disparo de forma accidental por parte de su primo, de 12 años. Según primeras versiones de la Policía, los dos menores de edad se encontraban jugando en la casa junto a una prima. Los tres menores estaban solos en la vivienda y, al parecer, la niña fue quien halló el arma de fuego en unas de las habitaciones. El primo mayor tomó la pistola y empezó a manipularla; fue en ese momento que el arma se accionó contra su primo. La alerta sobre lo ocurrido fue hecha por la prima de los dos menores. Apenas ocurrió el accidente, la niña llamó a su madre y le comentó la situación. Por tener 12 años, el menor que causó la muerte a su primo no será procesado por el sistema penal de responsabilidad penal para adolescentes. La responsabilidad por los hechos la asumirán los padres de los menores, pues los menores se encontraban solos en la casa y, al parecer, el arma no tenía salvoconducto. Los tres menores de edad quedaron a disposición del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), en el que le iniciarán un proceso de restablecimiento de derechos al menor que por accidente accionó el arma.

Los hechos ocurrieron cuando tres primos menores de edad, que estaban solos en una vivienda del barrio Las Lomas, se encontraban jugando y hallaron el arma de fuego.
En la tarde de este lunes, un niño de diez años murió luego de recibir un disparo de forma accidental por parte de su primo, de 12 años.
Según primeras versiones de la Policía, los dos menores de edad se encontraban jugando en la casa junto a una prima.
Los tres menores estaban solos en la vivienda y, al parecer, la niña fue quien halló el arma de fuego en unas de las habitaciones.
El primo mayor tomó la pistola y empezó a manipularla; fue en ese momento que el arma se accionó contra su primo.
La alerta sobre lo ocurrido fue hecha por la prima de los dos menores.
Apenas ocurrió el accidente, la niña llamó a su madre y le comentó la situación.
Por tener 12 años, el menor que causó la muerte a su primo no será procesado por el sistema penal de responsabilidad penal para adolescentes.
La responsabilidad por los hechos la asumirán los padres de los menores, pues los menores se encontraban solos en la casa y, al parecer, el arma no tenía salvoconducto.
Los tres menores de edad quedaron a disposición del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), en el que le iniciarán un proceso de restablecimiento de derechos al menor que por accidente accionó el arma.