Peru

Mientras mercados emergentes tambalean, bonos peruanos avanzan

La deuda en moneda local de Perú está tomando la delantera dentro de los mercados emergentes, toda vez que entidades extranjeras elevaron sus tenencias a un máximo de cinco años en medio de un repunte de los precios del cobre. La deuda denominada en soles de la nación andina ha generado un retorno de 1.9% en marzo, la mayor cifra a nivel de países en desarrollo, según índices de Bloomberg Barclays. La mayoría de los otros mercados emergentes han registrado pérdidas este mes, con lo cual han cedido lo ganado a principios de año. El repunte de los precios del cobre es una bendición para el segundo mayor mundial productor de metal rojo, mientras que la agitación política que remeció al país durante los últimos dos años ha disminuido. Con un crecimiento económico que figura entre los mayores de América Latina y un déficit fiscal cada vez más reducido, inversionistas extranjeros apuestan por el mercado de deuda local de US$ 33,000 millones del país. "Los flujos extranjeros han sido muy fuertes", señaló Ernesto Benavides, trader de AFP Integra, el mayor fondo privado de pensiones del país. "Han absorbido la oferta local y ya no queda mucha liquidez, siendo la única oferta el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) a través de sus subastas". Una fuerte reducción de las tenencias de los fondos de pensiones peruanos había afectado al desempeño del mercado en los meses previos. Las administradores de fondos locales han reubicado algunas de sus inversiones a mercados que pagan mejores rendimientos, como México, explicó Benavides. Las administradoras de fondos de pensiones de Perú, conocidas como AFP, poseían el 25% de los bonos denominados en soles el mes pasado, según el MEF, lo que se compara con el 32% de noviembre.

La deuda en moneda local de Perú está tomando la delantera dentro de los mercados emergentes, toda vez que entidades extranjeras elevaron sus tenencias a un máximo de cinco años en medio de un repunte de los precios del cobre.
La deuda denominada en soles de la nación andina ha generado un retorno de 1.9% en marzo, la mayor cifra a nivel de países en desarrollo, según índices de Bloomberg Barclays.
La mayoría de los otros mercados emergentes han registrado pérdidas este mes, con lo cual han cedido lo ganado a principios de año.
El repunte de los precios del cobre es una bendición para el segundo mayor mundial productor de metal rojo, mientras que la agitación política que remeció al país durante los últimos dos años ha disminuido.
Con un crecimiento económico que figura entre los mayores de América Latina y un déficit fiscal cada vez más reducido, inversionistas extranjeros apuestan por el mercado de deuda local de US$ 33,000 millones del país. “Los flujos extranjeros han sido muy fuertes”, señaló Ernesto Benavides, trader de AFP Integra, el mayor fondo privado de pensiones del país. “Han absorbido la oferta local y ya no queda mucha liquidez, siendo la única oferta el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) a través de sus subastas”.
Una fuerte reducción de las tenencias de los fondos de pensiones peruanos había afectado al desempeño del mercado en los meses previos.
Las administradores de fondos locales han reubicado algunas de sus inversiones a mercados que pagan mejores rendimientos, como México, explicó Benavides.
Las administradoras de fondos de pensiones de Perú, conocidas como AFP, poseían el 25% de los bonos denominados en soles el mes pasado, según el MEF, lo que se compara con el 32% de noviembre.