Colombia

Niño mordido por una serpiente en Piedecuesta permanece estable

Un equipo de profesionales médicos del centro asistencial vigila las 24 horas del día al pequeño, que fue mordido en una de sus manos por una serpiente tipo coral, cuando jugaba con otros menores en una zona boscosa de Piedecuesta. Lea también: En cuidados intensivos permanece niño mordido por una serpiente en Piedecuesta Según la fuente de la institución pediátrica, el niño continúa en la UCI de la entidad médica “sedado y con ventilación mecánica”, a la espera de una mejoría. Según los especialistas de la clínica “el suero antiofídico se aplicó a tiempo”. Lea también: Niño se salvó en Santander tras ser mordido por peligrosa serpiente Sin embargo y para evitar algún daño neurológico severo, los médicos de la Clínica San Luis sedaron al menor, para impedir que la toxina del veneno ofídico dañe neurológicamente al pequeño. Un médico del centro asistencial explicó que una picadura de coral puede causar daños pancreatícos (páncreas) o hepáticos (hígado) en el 90% de los casos. El secretario de Salud de Santander, Alejandro Rivero, le confirmó a Vanguardia.com “que se cuenta con un buenas reservas de suero antiofídico”, el cual es suministrado a todas las entidades territoriales a través del Instituto Nacional de Salud. “Los hospitales y clínicas de tercer nivel deben tener un inventario de este antídoto. Si en algún momento hiciera falta, nosotros lo suministramos a través del Centro Regulador de Emergencias”, aseguró el funcionario. El jefe de la cartera de Salud de Santander envió un mensaje de alerta a toda la comunidad santandereana, pues “en época invernal se multiplican los accidentes con estos reptiles”, que en temporada de lluvias buscan refugio en puntos secos. Además, el funcionario indicó que se debe prestar especial atención a los niños, pues “su curiosidad e inocencia los puede llevar a tener contacto con estos peligrosos reptiles, como sucedió con el menor de Piedecuesta”.

Un equipo de profesionales médicos del centro asistencial vigila las 24 horas del día al pequeño, que fue mordido en una de sus manos por una serpiente tipo coral, cuando jugaba con otros menores en una zona boscosa de Piedecuesta.
Lea también: En cuidados intensivos permanece niño mordido por una serpiente en Piedecuesta Según la fuente de la institución pediátrica, el niño continúa en la UCI de la entidad médica “sedado y con ventilación mecánica”, a la espera de una mejoría.
Según los especialistas de la clínica “el suero antiofídico se aplicó a tiempo”.
Lea también: Niño se salvó en Santander tras ser mordido por peligrosa serpiente Sin embargo y para evitar algún daño neurológico severo, los médicos de la Clínica San Luis sedaron al menor, para impedir que la toxina del veneno ofídico dañe neurológicamente al pequeño.
Un médico del centro asistencial explicó que una picadura de coral puede causar daños pancreatícos (páncreas) o hepáticos (hígado) en el 90% de los casos.
El secretario de Salud de Santander, Alejandro Rivero, le confirmó a Vanguardia.com “que se cuenta con un buenas reservas de suero antiofídico”, el cual es suministrado a todas las entidades territoriales a través del Instituto Nacional de Salud.
“Los hospitales y clínicas de tercer nivel deben tener un inventario de este antídoto.
Si en algún momento hiciera falta, nosotros lo suministramos a través del Centro Regulador de Emergencias”, aseguró el funcionario.
El jefe de la cartera de Salud de Santander envió un mensaje de alerta a toda la comunidad santandereana, pues “en época invernal se multiplican los accidentes con estos reptiles”, que en temporada de lluvias buscan refugio en puntos secos.
Además, el funcionario indicó que se debe prestar especial atención a los niños, pues “su curiosidad e inocencia los puede llevar a tener contacto con estos peligrosos reptiles, como sucedió con el menor de Piedecuesta”.