Noticas en Español

Pérez Volpin: qué pasó en el quirófano según la instrumentadora y otros médicos presentes

En el auto de procesamiento emitido por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 57, al que accedió Clarín, se hace referencia a testimonios de lo ocurrido el martes 6 de febrero según las declaraciones de varios profesionales que participaron o fueron testigos de la práctica endoscópica y/o de las tareas de reanimación realizadas a la legisladora porteña. Al poco tiempo de haber comenzado la endoscopía —relató Frías ante la Justicia—, la anestesióloga escuchó o vio una alerta y acomodó el oxímetro (el dedal que tiene puesto la paciente) y en seguida le ordenó: "llamá ya a la cardióloga", lo que también le dijo el endoscopista. La anestesióloga estaba en la cabecera de la paciente tratando de intubarla. Cuando volvió de dar aviso de lo que estaba pasando, Frías no notó anormalidad en el aspecto de Pérez Volpin, la encontró "con la misma cara con que ingresó". Cuando la cardióloga le preguntó a Bialolenkier por lo sucedido, él le contestó que “la anestesista le había dicho que parara el estudio porque la paciente había comenzado a desaturar", y que por eso había retirado la sonda del endoscopio. La cardióloga chequeó a la paciente y dado que no había pulso, diagnosticó que estaba en paro cardiorespiratorio, ante lo cual inició las compresiones torácicas y pidió que la conectaran al monitor del carro de paro, para ver qué ritmo tenía. Durante todos estos minutos, entre las 17.30 y las 18.15, el ritmo cardíaco de la paciente fue de asistolia, aseguró la cardióloga ante la Justicia. A la vez, el auto de procesamiento de Bialolenkier y Puente, menciona el testimonio de Alberto Botto, quien afirmó desempeñarse como "médico consultor en endoscopia respiratoria pediátrica en el Sanatorio de la Trinidad". Botto contó ante la Justicia que el 6 de febrero, cuando se encontraba preparando un estudio endoscópico en el quirófano N° 2, ingresó una instrumentadora pidiéndole que fuera al quirófano N° 6, lo que hizo. El documento menciona además el testimonio de la médica clínica Marina Inés Cassella, quien refirió haber examinado a Pérez Volpin y revisado los estudios que motivaron su internación junto con la doctora Cecilia Di Filipo.

En el auto de procesamiento emitido por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 57, al que accedió Clarín, se hace referencia a testimonios de lo ocurrido el martes 6 de febrero según las declaraciones de varios profesionales que participaron o fueron testigos de la práctica endoscópica y/o de las tareas de reanimación realizadas a la legisladora porteña.
Al poco tiempo de haber comenzado la endoscopía —relató Frías ante la Justicia—, la anestesióloga escuchó o vio una alerta y acomodó el oxímetro (el dedal que tiene puesto la paciente) y en seguida le ordenó: “llamá ya a la cardióloga”, lo que también le dijo el endoscopista.
La anestesióloga estaba en la cabecera de la paciente tratando de intubarla.
Cuando volvió de dar aviso de lo que estaba pasando, Frías no notó anormalidad en el aspecto de Pérez Volpin, la encontró “con la misma cara con que ingresó”.
Cuando la cardióloga le preguntó a Bialolenkier por lo sucedido, él le contestó que “la anestesista le había dicho que parara el estudio porque la paciente había comenzado a desaturar”, y que por eso había retirado la sonda del endoscopio.
La cardióloga chequeó a la paciente y dado que no había pulso, diagnosticó que estaba en paro cardiorespiratorio, ante lo cual inició las compresiones torácicas y pidió que la conectaran al monitor del carro de paro, para ver qué ritmo tenía.
Durante todos estos minutos, entre las 17.30 y las 18.15, el ritmo cardíaco de la paciente fue de asistolia, aseguró la cardióloga ante la Justicia.
A la vez, el auto de procesamiento de Bialolenkier y Puente, menciona el testimonio de Alberto Botto, quien afirmó desempeñarse como “médico consultor en endoscopia respiratoria pediátrica en el Sanatorio de la Trinidad”.
Botto contó ante la Justicia que el 6 de febrero, cuando se encontraba preparando un estudio endoscópico en el quirófano N° 2, ingresó una instrumentadora pidiéndole que fuera al quirófano N° 6, lo que hizo.
El documento menciona además el testimonio de la médica clínica Marina Inés Cassella, quien refirió haber examinado a Pérez Volpin y revisado los estudios que motivaron su internación junto con la doctora Cecilia Di Filipo.