Uncategorized

Sin claridad en masacre perpetrada en Argelia

Según el Ejército y La Fiscalía, dos causas se asoman como posibles, y una no excluye a la otra: los cultivos de uso ilícito y las fallas de implementación del Acuerdo por parte del Gobierno. En contexto se da en las zonas montañosas de Cauca, especialmente Argelia y El Tambo, que son cocaleras. El Tambo es el cuarto municipio con mayor cantidad de coca: 5.300 hectáreas, el 4 % del total nacional. En versiones recogidas por investigadores de la Fuerza Pública, campesinos de la zona afirmaron que la masacre no ocurrió en Argelia, sino que los cuerpos sin vida fueron llevados al parecer desde El Tambo en una camioneta, ya que esa es una región en la que se mueven intereses de los ilegales. Es como si fuera una amenaza más mostrando que sí pueden cumplir lo que dicen”. La teoría que maneja Jonathan Patiño, diputado del Cauca oriundo de Argelia, le explicó a EL COLOMBIANO que “podría pensarse que la intención de los responsables de esta masacre es poner la atención de la Fuerza Pública en esta zona del centro de Argelia, para bajar la presión en el norte”, ya que en El Tambo se presentan con frecuencia enfrentamientos entre la Fuerza Pública y el Eln. Esto último hace que una hipótesis de las autoridades apunte a la responsabilidad de esa guerrilla. El general Jorge Herrera, comandante de la Brigada 29 del Ejército, señaló que en el municipio donde supuestamente ocurrieron los hechos opera el frente José María Becerra del Eln, “lo que los señalaría como los posibles responsables”. “Después del repliegue de las Farc se desarrolló una movilización muy fuerte de campesinos para los programas de posconflicto, la mayoría de la población presentó un plan al Gobierno para una zona de reserva forestal y para la sustitución voluntaria de cultivos, pero no han arrancado realmente los programas”, señaló González. El 3 de mayo pasado, Eduardo Díaz, director del Plan Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito, PNIS, estuvo en ese departamento socializando el programa, y aclaró: “No podemos dejar solos a los miles de campesinos que se han comprometido a cumplir los compromisos, con la esperanza de que el proceso no sea solo arrancar de raíz las matas de coca sino transformar las vidas de personas que estuvieron en medio del conflicto armado y nunca sintieron la presencia del estado”.
El Cauca tenía, en 2016, 12.595 hectáreas de hoja de coca sembradas, 3.128 de ellas están siendo intervenidas por el Plan de Sustitución Voluntaria de Cultivos. FOTO Juan Antonio Sánchez
El Cauca tenía, en 2016, 12.595 hectáreas de hoja de coca sembradas, 3.128 de ellas están siendo intervenidas por el Plan de Sustitución Voluntaria de Cultivos. FOTO Juan Antonio Sánchez

Poco a poco empiezan a darse pistas sobre por qué terminaron los cuerpos sin vida de siete hombres, entre los 25 y 35 años, amontonados en el piso en una vía rural de Argelia, Cauca, el pasado martes.

Según el Ejército y La Fiscalía, dos causas se asoman como posibles, y una no excluye a la otra: los cultivos de uso ilícito y las fallas de implementación del Acuerdo por parte del Gobierno.

En contexto se da en las zonas montañosas de Cauca, especialmente Argelia y El Tambo, que son cocaleras. Según el último de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito, ese departamento pasó de 3.326 hectáreas sembradas con hoja de coca en 2013 a 12.595 en 2016, lo que representa un aumento del 378 % en solo tres años. El Tambo es el cuarto municipio con mayor cantidad de coca: 5.300 hectáreas, el 4 % del total nacional.

En versiones recogidas por investigadores de la Fuerza Pública, campesinos de la zona afirmaron que la masacre no ocurrió en Argelia, sino que los cuerpos sin vida fueron llevados al parecer desde El Tambo en una camioneta, ya que esa es una región en la que se mueven intereses de los ilegales.

Deivi Hurtado, miembro de la Red de DD.HH., afirma que esta es la concreción de una amenaza lanzada hace diez días: “el 25 junio apareció en Argelia un panfleto, suscrito por paramilitares, en el que advertían limpieza social. Es como si fuera una amenaza más mostrando que sí pueden cumplir lo que dicen”.

La teoría que maneja Jonathan Patiño, diputado del Cauca oriundo de Argelia, le explicó a EL COLOMBIANO que “podría pensarse que la intención de los responsables de esta masacre es poner la atención de la Fuerza Pública en esta zona del centro de Argelia, para bajar la presión en el norte”, ya que en El Tambo se presentan con frecuencia enfrentamientos entre la Fuerza Pública y el Eln.

Esto último hace que una hipótesis de las autoridades apunte a la responsabilidad de esa guerrilla….