Colombia

Ventas directas crecieron alrededor del 5% en 2018

La mayor participación se registra en las categorías de cosméticos y cuidado personal con 45%; ropa y accesorios 30% y bienestar y alimentos 7%. En términos generales, se mantiene tendencia participativa en el mercado observada en años anteriores, con una ganancia de un punto porcentual de ropa y accesorios, categoría que está liderada en su mayoría por compañías de capital colombiano. Como se sabe, el año pasado el Producto Interno Bruto creció a una tasa del 2,7 (cifra preliminar) y el costo de vida se sitúo en 3,18% (en 2017 fue de 4,09%), comportamientos que contribuyeron a mejorar la dinámica del sector. (Lea: Hombres y jóvenes llegan más a la venta directa) Según el reporte de Acovedi, los vendedores independientes sumaron el año pasado 2’132.769, en su mayoría mujeres con el 87%, y hombres con el 13%, aunque hay que destacar que hasta hace tres años los hombres solo participaban con un 4,0%. “Estas compañías son intensivas en tecnología de punta y trabajan en el marco del desarrollo sostenible, con programas de alto contenido social”, señala la directora ejecutiva de Acovedi. Al hacer un análisis por grupos de edades, se encontró que el 25% de los trabajadores independientes que invierten parte de su tiempo a la venta directa tienen entre 35 y 44 años, seguidos por el rango entre 25 y 34 años. (Lea: Alimentos y bebidas, en la conquista de la venta directa) “Es importante destacar el aumento de participación de los jóvenes, toda vez que el porcentaje hasta hace poco tiempo era mínimo”, señala Patricia Cerra Madariaga, directora ejecutiva de Acovedi, quien indicó a la vez, que el sector es modelo en la aplicación de tecnologías de punta y en la promoción del emprendimiento. Según la dirigente gremial, uno de los aspectos importantes de este canal es su actualización permanente en las tendencias de los negocios, la capacitación y formación de su personal y el cumplimiento estricto del código de ética, diseñado con estándares internacionales. Precisamente, el año pasado se realizó el primer diplomado sobre venta directa con la Universidad EAN -institución reconocida por sus altos estándares de calidad y sostenibilidad de los negocios-, en el que se abordaron diversos temas, con un equipo de docentes especialistas en distintas disciplinas. Se espera que, en el presente año, cuando las proyecciones económicas indican un crecimiento superior al 3,4%, y una inflación del 3,0%, el canal de Venta Directa continúa su proceso de expansión en el mercado nacional.

La mayor participación se registra en las categorías de cosméticos y cuidado personal con 45%; ropa y accesorios 30% y bienestar y alimentos 7%.
En términos generales, se mantiene tendencia participativa en el mercado observada en años anteriores, con una ganancia de un punto porcentual de ropa y accesorios, categoría que está liderada en su mayoría por compañías de capital colombiano.
Como se sabe, el año pasado el Producto Interno Bruto creció a una tasa del 2,7 (cifra preliminar) y el costo de vida se sitúo en 3,18% (en 2017 fue de 4,09%), comportamientos que contribuyeron a mejorar la dinámica del sector.
(Lea: Hombres y jóvenes llegan más a la venta directa) Según el reporte de Acovedi, los vendedores independientes sumaron el año pasado 2’132.769, en su mayoría mujeres con el 87%, y hombres con el 13%, aunque hay que destacar que hasta hace tres años los hombres solo participaban con un 4,0%.
“Estas compañías son intensivas en tecnología de punta y trabajan en el marco del desarrollo sostenible, con programas de alto contenido social”, señala la directora ejecutiva de Acovedi.
Al hacer un análisis por grupos de edades, se encontró que el 25% de los trabajadores independientes que invierten parte de su tiempo a la venta directa tienen entre 35 y 44 años, seguidos por el rango entre 25 y 34 años.
(Lea: Alimentos y bebidas, en la conquista de la venta directa) “Es importante destacar el aumento de participación de los jóvenes, toda vez que el porcentaje hasta hace poco tiempo era mínimo”, señala Patricia Cerra Madariaga, directora ejecutiva de Acovedi, quien indicó a la vez, que el sector es modelo en la aplicación de tecnologías de punta y en la promoción del emprendimiento.
Según la dirigente gremial, uno de los aspectos importantes de este canal es su actualización permanente en las tendencias de los negocios, la capacitación y formación de su personal y el cumplimiento estricto del código de ética, diseñado con estándares internacionales.
Precisamente, el año pasado se realizó el primer diplomado sobre venta directa con la Universidad EAN -institución reconocida por sus altos estándares de calidad y sostenibilidad de los negocios-, en el que se abordaron diversos temas, con un equipo de docentes especialistas en distintas disciplinas.
Se espera que, en el presente año, cuando las proyecciones económicas indican un crecimiento superior al 3,4%, y una inflación del 3,0%, el canal de Venta Directa continúa su proceso de expansión en el mercado nacional.